Audi A8 Hybrid: Lujo ecológico

audi-a8-medioambiente

Audi ha vuelto a hacer historia tras la reciente victoria en Le Mans del R18 e-tron quattro. No en vano, la marca de Ingolstadt se siente orgullosa de estar «a la vanguardia de la técnica». Y así debe ser puesto que el primer precedente híbrido, el modelo Duo I, data de 1989. El objetivo de Audi es convertirse en la marca premium líder en movilidad eléctrica en el 2020. Es decir, iniciar un camino hacia la movilidad con cero emisiones. Es de agradecer que la marca alemana lo tenga tan claro, como demuestra su hoja de ruta: TDI y TSI, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos al cien por cien. Y si en un futuro es viable el hidrógeno y la pila de combustible, pues bienvenido, que para eso se invierte en energías alternativas y tecnología de futuro.

Pero la actualidad nos lleva a destacar que Audi ya tiene tres automóviles híbridos en su gama: Q5, A6 y A8, los tres compartiendo la misma tecnología. Y, aunque el mercado mundial es todavía de un 1,72 % en este tipo de vehículos, Audi se encuentra en una posición inmejorable para afrontar un futuro inmediato.

Como máximo exponente de refinamiento tecnológico y lujo, Audi tiene su modelo A8 Hybrid. Está disponible con la carrocería de menor tamaño del A8 (5,14 metros) de las dos disponibles. Audi ha elegido para su A8 híbrido la misma tecnología que emplea en el Q5 y en el A6. Es decir, un conjunto formado por un motor de gasolina y otro eléctrico que dan un total de 245 CV de potencia. La única diferencia es que el Q5 tiene tracción total quattro y el A6 y el A8 son vehículos de tracción delantera.

El Audi Hybrid es un sistema híbrido puro en paralelo, con el motor de gasolina y el motor eléctrico montados uno detrás de otro y conectados a través de un embrague que permite que funcionen de forma conjunta o individualmente. El motor de gasolina es el conocido 2.0 TFSI de 211 CV, de dimensiones muy compactas para que ocupe el menor espacio posible. Por su parte, el motor eléctrico puede funcionar como generador de potencia de tracción, para arrancar el motor de gasolina o bien como alternador en fases de deceleración o frenada, generando electricidad para recargar las baterías. Por cierto, el conjunto de baterías de iones de litio es muy compacto y ligero y pesa sólo 38 kg y ocupa un volumen de unos 26 litros.

En cualquier situación de uso el A8 Hybrid tiene un funcionamiento extremadamente suave y silencioso y, en caso de demanda urgente de aceleración, ambos motores trabajan de forma conjunta para ofrecer un par máximo de 480 Nm. Eso se traduce en una aceleración de 7,7 segundos para alcanzar los 100 km/h.

El sistema híbrido de Audi ofrece cinco estados de funcionamiento: sólo con el motor de gasolina, únicamente con el motor eléctrico, en modo híbrido, en modo de aceleración intensa (boost) o en modo de recuperación de energía. Todos se activan o desactivan de forma automática en función del programa elegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba