Cada vez más cerca de la batería perfecta

bateria1236

Disponer de una batería eléctrica eficiente, barata, ligera y de larga vida es una condición indispensable para el mejor aprovechamiento de las energías renovables y la implantación de soluciones tecnológicas beneficiosas para el medio ambiente como los vehículos eléctricos. Durante los últimos años se han conseguido mejoras en el diseño de los acumuladores de energía eléctrica que se utilizan por ejemplo en los dispositivos móviles e incluso se han presentado modelos para uso doméstico e industrial como las baterías Tesla.

 

Baterías caseras prometen hacer realidad el sueño de la autosuficiencia energética

 

Un trabajo presentado esta semana por un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) indica, en este sentido, que cada vez se está más cerca de conseguir una batería casi perfecta. El principal inconveniente es que la llegada al mercado de este nuevo ingenio puede tardar todavía casi una década…

El equipo liderado por la profesora Clare Grey ha desarrollado un prototipo de batería de litio-oxígeno que tiene una muy alta densidad de energía y, por las pruebas realizadas hasta la fecha, se puede recargar más de 2.000 veces. Los resultados de esta investigación se presentan en un artículo que publica la revista Science .

Las baterías de litio-oxigeno podrían ser la alternativa definitiva para hacer viables los vehículos eléctricos de gran autonomía, con unos resultados estimados hasta diez veces superiores al que se consigue ahora con otros acumuladores de iones de litio. La alta densidad de energía de elementos litio-oxigeno podría facilitar la construcción de automóviles eléctricos con el mismo peso que los actuales vehículos de gasolina y baterías que garantizasen una autonomía de más de 600 kilómetros con una carga. Los autores británicos han hecho servir en este caso el modelo de un coche eléctrico que pudiera viajar sin repostar desde Londres hasta Edimburgo (640 kilómetros) con un coste en combustible (electricidad) cinco veces inferior a los actuales coches de motor de gasolina.

Muchas de las tecnologías que usamos todos los días son cada vez más pequeñas, rápidas y baratas pero las baterías no han avanzado con tanta rapidez como por ejemplo los equipos de microelectrónica o los teléfonos móviles. Disponer de baterías más eficientes, baratas y ligeras no sólo ayudaría a tener móviles con más duración de carga eléctrica o mejores coches eléctricos sino que también harían realidad el almacenamiento masivo de electricidad; a gran escala o simplemente a escala doméstica, como ya proponen alternativas como las baterías Tesla. Con baterías supereficientes sería mucho más fácil que energías renovables como la solar o la eléctrica se convirtieran en las fuentes principales del suministro eléctrico en todo el planeta.

En muchas de las baterías de ion-litio que utilizamos ahora en nuestros ordenadores portátiles y teléfonos inteligentes la densidad energética es relativamente baja, los aparatos se han de cargar con bastante frecuencia y se pierde eficiencia con el paso del tiempo.
Durante la última década, los investigadores han estado desarrollando diversas alternativas a las baterías de iones de litio y baterías de litio-aire (litio-oxigeno) son consideradas las alternativas con más futuro, debido a su extremadamente alta densidad de energía. Sin embargo, los intentos conocidos hasta ahora habían tenido poco éxito, con rendimientos pobres y reacciones químicas no deseadas.

¿Que opinas?

[fbcomments]