Cambio climático: cuestión de ciencia y de conciencia

1calentamiento global conciencia diarioecologia.jpg

Por: Belén Fernández González. Este año 2014, el Día Mundial del Medio Ambiente lleva como lema «Alza tu voz, no el nivel del mar», en clara alusión al impacto que el cambio climático tiene en las zonas costeras e insulares, y la necesidad de pasar a la acción desde la conciencia colectiva. Coincide además con el Año Internacional de las Naciones Unidas sobre los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID). Y llega también en un importante momento en la evolución del proceso internacional del cambio climático, pues se espera que este año las naciones se posicionen con ambición para lograr un nuevo acuerdo universal del clima en París en 2015, que entre en vigor la próxima década, al culminar Kioto.

El cambio climático es un problema de escala planetaria, probablemente una de las manifestaciones más graves de la crisis económica y social que vivimos. Sin embargo, algunos grupos de presión negacionistas y posiciones ideológicas conservadoras cuestionan con desdén las conclusiones de la ciencia climática más autorizada y legislan de espaldas a ella. Es necesario reaccionar con firmeza ante semejante irresponsabilidad. Los gobiernos que pensamos de otra manera, las organizaciones públicas y privadas, y el conjunto de la ciudadanía debemos involucrarnos decididamente, con palabras y actos, en la mitigación y la adaptación al mismo. No valen posturas pusilánimes.

En los últimos nueve meses se han sucedido las valiosas contribuciones de tres grupos de trabajo al Quinto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que ilustran a las claras la importancia de tomar la riendas en el combate del calentamiento global. El Panel IPCC está integrado por más de 1.800 científicos de todo el mundo y recopila y analiza los datos científicos más sólidos y relevantes sobre el clima.

El informe del Grupo de Trabajo I (Estocolmo, 26 de septiembre de 2013), dedicado a las bases científicas físicas del cambio climático, confirma que sus impactos se agravarán si no hay respuesta urgente y significativa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, desde 1950 los cambios en el sistema climático referidos al calentamiento de la atmósfera y los océanos, el deshielo, las subidas del nivel del mar, o los episodios extremos, no tienen precedentes. Los pronósticos, incluso considerando que concurran acuerdos internacionales de limitación de emisiones, apuntan a que en 2100 la temperatura global de la Tierra habrá subido en siglo y medio al menos 1,5 grados centígrados, pudiendo llegar en proyecciones de mayor calentamiento hasta los 4 o 5 grados.

La Organización Meteorológica Mundial ha informado que el pasado mes de abril las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera superaron por primera vez el umbral de 400 partes por millón (ppm) en todo el hemisferio norte. Este dato simbólico es una llamada de atención más respecto al incremento constante de gases de efecto invernadero.

Las contribuciones del Grupo de Trabajo II (Yokohama, 31 de marzo de 2014), que versan sobre el impacto, la adaptación y la vulnerabilidad al cambio climático, con especial énfasis en los riesgos, constatan cómo sus efectos abarcan todos los continentes y océanos, y cómo personas, ecosistemas y actividad económica en todo el mundo son vulnerables. Falta preparación ante los episodios climáticos extremos, como las inundaciones y la erosión en las zonas costeras, donde los impactos serán crecientemente adversos.

Éste es un capítulo singularmente preocupante para Asturias, que cuenta con más de 400 kilómetros de costa jalonada por playas y acantilados, rías y estuarios, pero también por paseos marítimos y puertos abiertos, conformando una realidad física y humana especialmente sensible. Además las villas y pueblos costeros son zonas de gran dinamismo económico en las que se asienta más del 40% de la población. Los riesgos ya constatados se verían sin duda agravados si sobre esos territorios costeros se ejercen presiones urbanísticas, aumento poblacional o desarrollo de nuevas infraestructuras sin considerar la variable climática.

La temprana política de ordenación del territorio litoral promovida desde el Principado de Asturias con las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio y el Plan de Ordenación del Litoral de Asturias (POLA), que actualmente está recibiendo un renovado impulso a través del Plan Especial del Suelo de Costas y la Estrategia Integrada para la Gestión Portuario Litoral, es una eficaz aportación no sólo para tener la costa mejor conservada de España y ser un referente de calidad paisajística, sino también para lograr una adaptación planificada al cambio climático, procurando los beneficios económicos y sociales inherentes a la protección y evitando costes y daños a veces irreversibles.

El Grupo de Trabajo III (Berlín, 13 de abril de 2014), sobre mitigación del cambio climático, llama la atención sobre la necesidad de acudir a la inversión tecnológica, y a volcarse en sectores como la energía, el transporte, la edificación, la industria y el uso de la Tierra en clave de sostenibilidad. En definitiva, apuesta tecnológica y economía baja en carbono son los dos ingredientes necesarios para no superar los 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, ese gran objetivo político a nivel internacional que, de verse desbordado, generaría consecuencias irreversibles.

Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, afirmó recientemente que en este año 2014 «debemos convertir el mayor desafío de la humanidad hoy en día -el cambio climático- en la gran oportunidad para el progreso común hacia un futuro sostenible». Desde el Principado de Asturias debemos trabajar en la adopción de políticas y medidas comprometidas, concretas y acordes con nuestra realidad territorial, que nos permitan posicionar a nuestra comunidad autónoma como un referente en la lucha y adaptación al cambio climático. Aunque la crisis perdura, la urgencia del reto no admite subordinar el compromiso con el clima a la llegada de tiempos mejores; al contrario, sólo si nos implicamos con la acción climática podremos aspirar a una recuperación auténtica.

3 comentarios en “Cambio climático: cuestión de ciencia y de conciencia”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Porno videolar Porn Video TOP. xmxx, xbxx BüYüKanne Anal, Granny Lezbiyen, Teen Squirt,
    Lesbian FışKıRtma, Japon Granny, Nineler, Alman Granny.
    06:47. BBW olgunlaşır oyuncak İngiliz nineler HD video Büyükanne
    0 Kaynak: XHamster. BBW olgunlaşır Büyükanne anal (173) Anal (>10000) Çin (2429) Rus Olgun (433)
    Tuvalet (2008).

  3. Bangbros büyük memeli milf üvey anne julia ann sikişir duş oğlum adım Götüm.
    Gözleri sikini okşayan ellerimde. İçine girerken çıkardığı ufak iniltiler ben içinde gidip geldikçe böğürtüye
    dönmeye başlamıştı. Göğüsleri mükemmel ve kalçalısı ablamın ki mobilden türkçe dublajlı büyük
    etine 06:10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba