Cambio climático una amenaza real a la flora y fauna del mundo

oso-polar-diarioecologia

El cambio climático es una amenaza para todo, desde las plantaciones de café hasta los zorros del Artico, e incluso un aumento moderado de las temperaturas mundiales va a ser dañino para plantas y animales en ciertas regiones.

Hábitats como los arrecifes de coral o la región del Artico son algunos de los más vulnerables al calentamiento global, dijeron científicos en una conferencia en Lillehammer, en el sur de Noruega, organizada por la Global Biodiversity Information Facility (GBIF).

Casi 200 gobiernos acordaron en el 2010 el objetivo de limitar el calentamiento global a menos de 2 grados centigrados por encima de la era preindustrial, considerado un límite para cambios peligrosos como sequías, inundaciones, desertización y aumento de los niveles del mar.
«Con 2 grados hay impactos. La idea de que 2 grados es un nivel seguro no se sostiene», dijo Jeff Price, coordinador de la organización Wallace Initiative, un grupo internacional que busca medir los efectos del cambio climático en 50.000 especies de plantas y animales.
«Y cuando va más allá de los 2 grados el impacto en la biodiversidad comienza rápidamente a incrementarse en todo el mundo», señaló. Los gases de efecto invernadero derivados de la quema de combustibles fósiles son la principal causa del calentamiento, según un panel científico de Naciones Unidas.

Price dijo que las plantaciones de café de Colombia, por ejemplo, tendrían que ser trasladadas a lugares con mayor altitud y a laderas norteñas, con más sombra, a medida que la temperatura suba. «Va a requerir movimientos a gran escala de las plantaciones de café en Colombia», sostuvo.

Eso podría poner al café en competencia con especies raras de animales y plantas tropicales por un hábitat para desarrollarse.
En la región escandinava, el zorro ártico es uno de los animales bajo presión desde que el cambio climático redujo la disponibilidad de su presa principal: el lemming, una especie de roedor.

Y los zorros rojos, más grandes que sus primos del Artico, se están trasladando hacia el norte a medida que aumenta la temperatura.
Las altas temperaturas también son una amenaza para muchas plantas de las regiones más cercanas al Polo Norte.

«No hay mucho lugar donde las plantas del norte puedan desarrollarse. El Artico es principalmente océano», apuntó Inger Greve Alsos, de la noruega Universidad de Tromso. «Esperamos la pérdida de una amplia variedad de plantas», agregó.

Price, de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra, dijo que un pico en las emisiones de gas por efecto invernadero a nivel global en los próximos años, como mucho para el 2030, ayudaría a tener tiempo para que las especies se adapten al cambio climático.

Los gobiernos tienen la intención de hacer un pacto en el 2015 para ralentizar el cambio climático, el cual entraría en vigencia para el 2020. China, Estados Unidos, India y Rusia son los principales emisores de gases de efecto invernadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba