Chica de 17 años sangra por los ojos y los oídos, y nadie sabe por qué

0001sangra1

Marnie-Rae Harvey, una joven de 17 años de edad, ha llamado la atención de muchos científicos en todo el mundo, tras desarrollar una grave y desconocida enfermedad que hace que sus ojos y oídos sangren.

La adolescente, que vive en la localidad de Stoke-on-Trent, en Reino Unido, se ha visto afectada física, mental y socialmente a causa de esta extraña condición que los médicos no han podido explicar.

Desde que presentó los síntomas por primera vez, en el año 2013, Harvey ha sido revisada por ginecólogos, hematólogos, neurólogos y hasta pediatras, que no han podido establecer un diagnóstico médico para tan extraña enfermedad.

La joven le concedió una entrevista a la cadena BBC y su historia ya le ha dado la vuelta al mundo en las últimas semanas.

En las declaraciones, la joven contó cómo ha afectado su vida y lo que siente cada vez que aparece.

“Me quema y cuando cubren mi pupilas, como suele pasar con las lágrimas, no puedo ver” –afirma Harvey.

Lo que más está alarmando a sus médicos es que ha empeorado en las últimas semanas y también está afectando las orejas, la nariz, la lengua y las uñas.

Un día de marzo de 2013, Harvey se asustó al notar que, tras toser, expulsó un poco de sangre. El síntoma se repitió en varias ocasiones, pero los médicos no consideraron que fuera algo grave.

El problema se volvió más preocupante en julio del año pasado, un día en el que la joven despertó con el rostro cubierto de sangre.

Había sangrado por los ojos, por lo que sus padres llamaron de inmediato a la ambulancia. “Los paramédicos estaban consternados porque nunca habían visto algo semejante” –recuerda.

Tras ser trasladada al hospital, fue sometida a varios exámenes médicos, pero los especialistas no encontraron ninguna anomalía en los ojos o en la sangre.

Sin embargo, el problema no acabo allí y, de hecho, al cabo de dos semanas la joven empezó a “llorar sangre” todos los días.

Un día, mientras se encontraba de compras, se vio obligada a regresar al hospital cuando sus ojos y sus oídos empezaron a sangrar al mismo tiempo.

Esta vez se llevaron a cabo más análisis y también le hicieron un reconocimiento otros especialistas, que lo único extraño que encontraron fue una disminución en su respuesta inmunológica.

Las “lágrimas de sangre” se conocen en términos médicos como hemolacria, un trastorno poco frecuente que se produce por alguna lesión, un desorden en la glándula lagrimal o problemas de coagulación.

Sin embargo, lo curioso de este caso es que en los exámenes practicados a Harvey no hay pruebas que indiquen ninguno de estos problemas.

El sangrado no se detiene…
 

0001sangra2
 

Con el paso del tiempo los sangrados se han vuelto más habituales y ya afectan otras partes de su cuerpo como las encías, el cuero cabelludo, la lengua y la nariz.

Debido a la complejidad y a la impresión que genera en el entorno social, la joven ha tenido que “pausar” su vida y permanece encerrada en su casa.

“No logré aprobar los exámenes finales en el colegio, así que no pude acceder a la universidad”–se lamenta.

Como no es de extrañar, en su comunidad se ha convertido en el “bicho raro” y esto ha afectado su autoestima.

MEdicalDaily

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba