Científicos mexicanos desarrollan celdas de hidrógeno

En este laboratorio, científicos mexicanos desarrollan celdas de hidrógeno, tecnología considerada clave para combatir el calentamiento global.

“El hidrógeno y toda la tecnología que gira en torno a su utilización con celdas de combustible, es la solución para este siglo”, dijo Omar Solorza Feria, del Departamento de Química, del Cinvestav

Las celdas desarrolladas en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Politécnico Nacional son de baja potencia, producen energía de 100 a 200 watts, suficiente para echar a andar dispositivos portátiles como computadoras, televisores o juguetes a control remoto.

Tienen diversas ventajas: son eficientes en el gasto de energía, pues sólo requieren de un chispazo para comenzar a funcionar; además, no generan contaminantes, porque desechan sólo vapor de agua y superan en durabilidad a las baterías tradicionales.

“En comparación con las baterías que utiliza una computadora portátil, pues da aproximadamente 3 o 4 horas, yo teniendo el suministro de hidrógeno, puede trabajar 10, 15, 40 horas sin parar”, expresó Sebastián Citalán Cigarroa, del Departamento de Química del Cinvestav.

El problema que enfrentan está relacionado con el costo de producción, y lo complicado que resulta actualmente disponer de hidrógeno.

“Al orden de unas diez magnitudes, creo, en el costo, al ponerle un sistema como éste. Si costara digamos, unos mil pesos, con este sistema sería de 10 mil pesos”, indicó Andrés Rodríguez Castellanos, del Departamento de Química del Cinvestav.

Sin embargo, sus creadores confían en que la participación de la industria en el desarrollo de esta tecnología reducirá su costo y facilitará su uso cotidiano.

“Sistemas de 500 watts pueden hacer funcionar dispositivos pequeños o carros pequeños, bicicletas”, expresó Omar Solorza Feria, del Departamento de Química del Cinvestav.

Las celdas de hidrógeno del combustible son financiadas por el Cinvestav, Conacyt y el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal. Han requerido una inversión de más de 3 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba