Cómo ahorrar energía desde su empresa

Frente a los retos actuales que plantean el calentamiento global y el efecto invernadero, resulta fundamental cuidar el medio ambiente mediante programas, planes, estrategias y metodologías como eficiencia energética, el uso de las tecnologías limpias y el aprovechamiento de las fuentes de energía renovables (solar, eólica, etc.). Estas ayudan a diversificar las fuentes de modo que permiten un desarrollo más sustentable de la humanidad.

El Día Mundial de la Eficiencia Energética, conmemorando 14 años desde la celebración de la primera conferencia internacional realizada en Austria en que más de 350 expertos de todo el mundo y líderes de 50 países, se reunieron a tratar sobre las estrategias para enfrentar la crisis de la energía y abordar posibles soluciones. De este modo, la eficiencia energética no implica hacer de lado la calidad de vida, sino que, por el contrario, busca obtener los bienes y servicios de los que ya se goza aunque valiéndose de menos recursos.

Por ello, es importante tener presente la importancia del ahorro y el correcto uso de las fuentes de energía. Desde nuestros hogares y centros de trabajo podemos contribuir a que el consumo de la energía disminuya con actividades muy sencillas y cotidianas como apagar la luz al salir de una habitación, desconectar los equipos cuando ya no están siendo utilizados, cambiar los focos comunes por los ahorradores o LED, etc. Sin embargo, a pesar de que se pueden aplicar soluciones de este tipo, existen otras medidas que se pueden prevenir y que, al mismo tiempo, contribuyen con el ahorro y disminución del consumo. A continuación, una lista de algunas que se pueden implementar en las empresas u oficinas:

  • 1.- Apagar las luces durante las horas de descanso.
  • 2.- Utilizar lámparas LED en lugares que requieran de mucha o constante iluminación. Su uso gasta 14% menos que un foco ahorrador o 61% menos que el uso de lámparas incandescentes.
  • 3.- Utilizar tubos fluorescentes T8 con balastros electrónicos.
  • 4.- Retirar los focos o tubos fluorescentes quemados para evitar el consumo innecesario de energía.
  • 5.- Pintar las paredes y techos con de colores claros.
  • 6.- Aprovechar la luz natural. En techos, reemplazar las calaminas por planchas translúcidas.
  • 7.- Evitar trabajar en horas punta (18:00 a 23:00) si la actividad lo permite.
  • 8.- Si tienes altos consumos de energía, utiliza energía de media tensión.
  • 9.- Utilizar motores eficientes con rotor de cobre. Ahorran de 30% a 60% la energía eléctrica.
  • 9.- Optimizar la eficiencia de la combustión en las calderas regulando periódicamente la relación aire- combustible.
  • 10.- Utilizar equipos modernos de aire acondicionado ya que son más eficientes que los equipos antiguos.

Con la ayuda de especialistas podemos reducir nuestro consumo de energía eléctrica y combustible y modificar nuestras fuentes de energía. Así, ésta podrá ser utilizada correctamente cuando se necesite sin implicar grandes gastos ni significar una disminución en la calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba