Comprar tecnología verde: criterios ecológicos que debes considerar

Por: David Stone. Si tu compañía ha decidido centrarse en la sostenibilidad, probablemente incluirás criterios ecológicos en tus decisiones de compra de tecnologías de la información. Lo más probable es que hayas fijado criterios como el uso de la energía y la reciclabilidad, especificando que los nuevos sistemas de escritorio deben cumplir los requisitos de Energy Star, por ejemplo, o que el proveedor debe proporcionar un programa de reciclaje. Es un gran paso adelante, pero es importante entender que es sólo el comienzo.

Una de las estrategias ecológicas menos obvias, pero potencialmente más importantes, es el requisito de que los fabricantes a los que compres se tomen en serio las cuestiones de sostenibilidad: si todo el mundo compra a fabricantes que hacen grandes esfuerzos en lo ecológico, fomentará que otros fabricantes hagan lo mismo. Aquí hay una serie de cuestiones que querrías preguntar a las compañías a las que les compras. Verdaderamente, si tu compañía se toma en serio cumplir con lo sostenible, podrías considerar alguna de estas ideas.

1. ¿Tiene la compañía una política oficial de sustentabilidad?

Como dice un viejo refrán, el movimiento se demuestra andando. Esto significa que tener una política corporativa oficial de sustentabilidad indica una concienciación por los asuntos ecológicos, y una intención clara de llevarlos a término.

Canon, por ejemplo, tiene desde 1993 el Canon Group Environmental Charter, que se ha actualizado recientemente en 2006. Entre otros puntos, incluye la intención de comprar productos que tengan una carga medioambiental baja y anima a la recogida y reciclaje de los propios productos de Canon al final de sus vidas útiles.

Pregunta a las compañías con las que tratas si tienen sus propias políticas formales. Si es así, pregúntales dónde están publicadas en su página web para poder verlas.

2. ¿Quien se encarga de los asuntos de sostenibilidad?

Es bueno tener una conciencia corporativa por la sostenibilidad, pero saber quién se encarga de la tarea te dará información esencial sobre lo mucho que le importa a la compañía pasar de las palabras a los hechos. Por ejemplo, InfoPrint, la empresa conjunta entre IBM y Ricoh, tiene un jefe ejecutivo de sostenibilidad. Y como asegura la compañía, poner un ejecutivo de alto nivel al cargo de las cuestiones ecológicas, ayuda a asegurarse de que estas cuestiones tienen el suficiente peso interno para marcar la diferencia.

3. ¿Hace la compañía esfuerzos en educación?

Nada indica más fehacientemente el grado de esfuerzo de una compañía por tomarse en serio las cuestiones ecológicas que su compromiso para educar en la materia tanto a sus empleados como a sus clientes potenciales. Formar a los empleados en la importancia de la sostenibilidad tenderá a hacerlos más sensibles con las cuestiones ecológicas en el trabajo. Y una vez que has formado a tus clientes en materias de sostenibilidad, será difícil persuadirlos para comprar productos que no tengan en cuenta estos temas.

Pregunta a las compañías con las que tratas qué hacen para formar a sus empleados y consumidores en materias medioambientales.

Investigación, producto y empaquetado.

4. ¿La compañía patrocina investigación medioambiental?

Otra medida para conocer cuánto le importa a una compañía la sustentabilidad es saber si invierte en investigación en la materia. Xerox, por ejemplo, financia investigaciones relacionadas con el medio ambiente en diversas universidades de todo el mundo.

Un proyecto, en el Colegio Sunny de Ciencias ambientales y forestales de Siracusa, Nueva York, está buscando la manera de crear plásticos biodegradables a partir de fuentes como el mijo, los árboles y los tallos de maíz. Los resultados finales de una investigación como ésta podrían eliminar tanto la necesidad de utilizar el petróleo para la creación de plásticos como el problema de la acumulación de plásticos no degradables en océanos y vertederos. La mayoría de las grandes empresas financian la investigación.

Pregunta a las empresas a las que compras si tienen un programa para financiar investigación destinada en particular a cuestiones de sostenibilidad.

5. ¿Qué ha hecho internamente la compañía por la sustentabilidad?

Más y más compañías están adoptando medidas para aumentar su eficiencia energética, reducir su dependencia del carbón y reducir al mínimo los residuos destinados a los vertederos.

Averigua qué han hecho las compañías con las que tratas. Y estudia la posibilidad de hacer alguna de esas cosas en tu propia compañía. Las posibilidades van desde cosas sencillas, como la programación de los sistemas de alumbrado de las instalaciones para adaptarse a los horarios de trabajo, al diseño de nuevos edificios o la reconversión de antiguos edificios para que sean lo más eficientes energéticamente como sea posible.

6. ¿Qué ha hecho la compañía con sus productos y sistema de empaquetado?

Vale la pena preguntarle a una compañía qué pasos está dando para incrementar su eficiencia energética, reducir su dependencia del carbón y reducir al mínimo los residuos de sus productos que van a los vertederos. Es un plus que el modelo que compres tenga una calificación Energy Star. Pero si el fabricante se ha comprometido a que todos sus productos futuros obtengan la misma calificación es aún mejor.

Pregunta también si el fabricante ha realizado un esfuerzo para minimizar el tamaño y el peso de los paquetes, y para incrementar el porcentaje de reciclado y de materiales reciclables en el embalaje y en sus productos. Tamaños más pequeños y menores pesos permiten que se transporten más productos en el mismo espacio físico. Y, por supuesto, cuanto más material se recicle, menos se deja ir a los vertederos.

¿Tiene la empresa objetivos firmes de sostenibilidad?

Algunas empresas tienen objetivos oficiales a largo plazo de eficiencia energética o de otras cuestiones clave de sostenibilidad. Xerox, por ejemplo, se fijó un objetivo en 2005 para bajar un 10% sus emisiones de gases de efecto invernadero antes del 2012 partiendo de los valores de 2002, aunque la compañía estuviese creciendo. En 2007 anunció que ya había sobrepasado el objetivo inicial y que ahora apuntaba a una reducción del 25% antes del 2012, comparándolos una vez más con los valores de 2002.

Pregunta si la compañía tiene algún objetivo propio en este sentido y si tiene algún historial de ajuste y alcance de objetivos en el pasado.

8. ¿En qué programas toma parte la compañía?

Averigua en qué programas medioambientales participan las compañías con las que tratas e investiga esos programas si no estás familiarizado con ellos. Dos de los programas que vale la pena tener en mente son EPA SmartWay y BRT (Business Roundtable) Climate RESOLVE. RESOLVE es un acrónimo de Responsible Environmental Steps, Opportunities to Lead by Voluntary Efforts.

Los programas EPA SmartWay se aplicarán a productos y servicios de transporte que reduzcan sus emisiones, y que obtengan una mejora medible y significativa de la calidad del aire y una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero. Este programa incluye tanto consignadores como compañías de transporte.

Tal vez usted quiera preguntar a las empresas a las que compra si son socios de SmartWay o utilizan compañías de transporte que lo sean.

De forma análoga, el programa BTR Climate RESOLVE es un esfuerzo voluntario para reducir, retener o compensar las emisiones de gases de efecto invernadero.

9. ¿Qué más puede hacer la compañía para alentar la sostenibilidad?

Como es obvio, las preguntas en este apartado no son exhaustivas ni pretenden serlo. Diferentes empresas pueden adoptar enfoques totalmente distintos a las cuestiones relacionadas con la ecología, y, aún así, obtener avances significativos hacia la sostenibilidad. Cuando hagas la pregunta sobre qué más está haciendo la compañía en temas medioambientales, asegúrate de hacerlo para que se pueda contestar de múltiples formas. Y preparate para juzgar a cada empresa por el mosaico de todo aquello que hace, en lugar de centrarte en unos pocos temas específicos.

1 comentario en “Comprar tecnología verde: criterios ecológicos que debes considerar”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba