Conflicto por construcción de mega central hidroelectrica en el Amazonas

Brazil New Dam-diarioecologia

El boom en la construcción de proyectos hidroeléctricos en la cuenca Amazónica puede acarrear consecuencias importantes para el medio ambiente y para los indígenas que hacen vida en la región.
Varios fiscales de Brasil ya advirtieron, en una reunión en Quito, de los perjuicios ambientales y sociales que acarrean la ejecución de estos proyectos, incluyendo la controvertida presa de Belo Monte.

Los países suramericanos que comparten el ecosistema amazónico planean la construcción de más de 200 hidroeléctricas, de las cuales 80 están en Brasil, según la organización International Rivers.

Esa avalancha de proyectos causará la imposibilidad de que los pueblos indígenas permanezcan en sus lugares de origen.
Sandra Cureau, otra fiscal brasileña, señaló que tras el traslado de los indígenas «su modo de vida se pierde totalmente».
Pontes también augura la desaparición de especies que podrían contener el secreto de nuevas medicinas, pues tan solo se ha estudiado un 5 % del potencial farmacológico de la flora amazónica de Brasil.

Los fiscales brasileños presentaron sus objeciones en el congreso en Quito, pero no hubo expresiones de apoyo por parte de los otros países participantes.
Con unas necesidades energéticas crecientes, los países de la región miran con interés el gran caudal de los ríos amazónicos por su poder para mover turbinas.

«Todavía se percibe a los proyectos hidroeléctricos como limpios, ambientalmente más deseables que los combustibles fósiles, porque se supone que no emiten tantos gases de efecto invernadero», dijo Carmen Heck, de la Sociedad Peruana de Derechos Ambientales.
No obstante, las hidroeléctricas construidas en la selva pueden ser incluso más contaminantes que su alternativa, debido a la gran extensión de bosque destruida y a la emisión de metano, un gas muy nocivo, por la putrefacción de las raíces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba