Consejos para una navidad ecologica

navidad-ecologica-diarioecologia

Con las fiestas de fin de año, es común hacer un uso excesivo de los recursos de nuestro hogar. El incremento en el uso de energia produce que aumente la cantidad de gases de efecto invernadero enviados a la atmosfera producto del uso de combustibles fosiles, responsables del calentamiento global y el cambio climatico. Por ese motivo, te dejamos algunas ideas que harán que en tus fiestas no haya desperdicio de energía, agua o dinero.

No dejes las luces de adorno encendidas toda la noche. Lo apropiado sería cambiar las bombillas tradicionales por luces LED, ya que duran más tiempo y consumen un 90% menos de energía con respecto a las bombillas convencionales. Su costo es prácticamente el mismo, pero su empleo beneficiará al medio ambiente y a tu bolsillo, pues habrá una reducción en tu planilla de electricidad.

Recuerda que es de gran importancia para el planeta que desconectes los aparatos eléctricos que no estás utilizando y, de igual manera, que apagues las luces encendidas innecesariamente. Si dejas enchufado algún dispositivo o prendida alguna luz –o un celular, una lámpara, un juguete–, estarás consumiendo el 15% de la electricidad del hogar. Es una medida que está en tus manos: simplemente, ¡desenchúfalos!

Si vas a utilizar el horno, debes elegir la temperatura exacta para el cocimiento de tus alimentos, ya que usar mayor temperatura no ayudará a que se cosan más rápido; no abras la puerta mientras se cose la comida porque dejas escapar el calor; mete al mismo tiempo la mayor cantidad de alimentos para que no tengas que encenderlo de nuevo, y hazlo utilizando refractarios de vidrio que conservan el calor por más tiempo.

Apaga el horno cinco minutos antes de terminar la cocción, el calor que guardará será suficiente para terminar de coser la comida.

Al preparar ponche, llena un recipiente con agua y jabón y lava todas las frutas que le agregarás juntas, el agua que sobre de esto, puedes usarla para regar tu jardín; si te sobra ponche, no lo tires, mejor utilízalo para abonar tus plantas.

Si sueles disfrutar de la cena navideña acompañado por velas, utiliza las que están fabricadas de cera vegetal o de cera de abeja, ya que son renovables y biodegradables. Así disfrutarás de una cena armoniosa que, además, no contaminará el planeta.

Lava los trastes justo después de utilizarlos, de esta manera, la grasa y la comida no se pegarán y será más sencilla su limpieza; no arrojes residuos en tu fregadero, esto, aparte de taparlo, puede hacer que se vayan por el drenaje y contaminen el agua.

El árbol de Navidad. Todos pensamos que comprar un árbol artificial beneficiaría al medio ambiente. Sin embargo, los árboles artificiales están fabricados con base en derivados del petróleo, que no son biodegradables. Además, su proceso de fabricación incluye la utilización de materiales tóxicos que son perjudiciales tanto para las personas como para el medio ambiente.
Esto no quiere decir que la solución es comprar árboles naturales, ya que estarías propiciando la tala de los pinos y, por ende, la deforestación. Sin embargo, si compras un árbol que venga en una maceta, más tarde lo puedes trasplantar; así estarás reforestando e incluso podrás utilizarlo el próximo año.

Tomando estas precauciones y haciendo pequeños esfuerzos, tu Navidad será más amigable con la naturaleza; además de reducir la cuenta en tus recibos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba