Cosméticos ecológicos

cosmeticos

Por Josefina Edelstein. La ola verde avanza a paso firme y ahora es el turno de producir y consumir cosméticos ecofriendly. No se trata de una tendencia ni de una moda, sino de una creciente conciencia de parte de consumidores atraídos por productos de cuidado personal elaborados en forma sostenible y preservando el ambiente.

Esta ecoconciencia se afianza bajo la premisa de que el futuro es hoy y el valor sobre el que se construye y proyecta es la sustentabilidad. Por lo tanto, si pensamos en los que nos rodean y en el futuro del planeta, es el momento de cuidar el mundo en el que vivimos con la elección responsable de desodorantes, cremas hidratantes y anti-age, cremas para afeitar y todo tipo de maquillaje concebidos ecológicamente.

Al mismo tiempo, cada vez se mira con más recelo el despilfarro en packaging glamoroso, porque para muchas empresas y clientes importa tanto el resultado de un cosmético como que su envase sea reciclable y, en lo posible, reutilizable por uno mismo.

A diario se venden jabones líquidos, cremas, champúes y tantos otros productos en envases de plástico y dispensers de excelente calidad, para los que los fabricantes no producen la versión “repuesto” de modo que se puedan rellenar. Parvas de ejemplos como estos encontramos por todas partes y en todo momento y ponen en evidencia que compramos, pagamos y descartamos más allá de toda lógica.

Además, si tenemos en cuenta que en la industria cosmética se utiliza una gran variedad de materias primas de origen vegetal, animal y mineral, y que tiene la particularidad de que se consume grandes volúmenes de agua, llegamos a la conclusión de que es muy importante profundizar el tema de los recursos sustentables y renovables para lograr que las industrias se comprometan.

No obstante, la responsabilidad es una tarea a compartir todos los que intervienen en la cadena de producción y consumo, ya que el objetivo es orientarse hacia un desarrollo que permita vivir bien, sin degradar el ambiente y sin comprometer las necesidades de generaciones futuras.

Equilibrio natural
Un punto clave en la producción de las materias primas de origen vegetal de la cosmética “verde” es que no se utilizan agroquímicos, como pesticidas y fertilizantes sintéticos. Se respeta la biodiversidad de los vegetales y el comercio justo con los productores. También se hace un uso responsable de la energía y, por ejemplo, las empresas tratan de ahorrar electricidad reemplazándola por energía eólica.

En muchos casos se habla de productos cosméticos ciento por ciento naturales, aunque algunos pueden contener un mínimo porcentaje de conservantes sintéticos. Sin embargo, se tiende a que los cosméticos “bio” puedan mantenerse en buenas condiciones por las propiedades de las sustancias naturales que los componen, con resultados tan efectivos como los de los productos tradicionales.

Otra forma de colaborar con el planeta es asegurarse de adquirir cosméticos que no sean testeados en animales, ya que muchos de estos tests resultan muy agresivos.
Eco-hábitos

Al virar hacia la cosmética natural, es importante comprender que su elaboración, olor, textura y presentación es diferente de los productos convencionales que contienen una buena dosis de activos sintéticos. Por eso, las expectativas tienen que estar a la altura de la conciencia ecológica; de lo contrario, el cambio de rumbo va a ser tan breve como quien pretende comer pan integral con el sabor del elaborado con harina blanca y refinada. ¡Nada que ver! Pero la diferencia saludable está en el primero.

Tampoco hay que esperar que todos los cosméticos naturales tengan una vida útil como los que se elaboran con una buena dosis de conservantes químicos.

Lo que sí es bueno y necesario encontrar en el envase, es la certificación de que el cosmético contiene más del 90 por ciento de ingredientes orgánicos. Para esto, hay que leer las etiquetas antes de colocar el producto en el carrito.

Belleza gourmet
Un tema hoy de moda es la cosmética gourmet. La especialista explica que se aprovecha los principios activos de los alimentos que tienen comprobadas propiedades dermatológicas.

En la actualidad los laboratorios están desarrollando diversos tipos de cosméticos tales como máscaras, cremas, jabones, champúes, acondicionadores a base de chocolate, café, té, coco, nueces, vainilla o arándano.

Si bien tienen ventajas por ser naturales respecto de los obtenidos sintéticamente en un laboratorio, podrían llegar a tener desventajas desde el punto de vista de los recursos renovables.

Precisiones sustentables
Las etiquetas de los productos cosméticos sustentables suelen brindar muy importante a sus consumidores, pero la terminología es bastante específica por lo que tener algo de información previa permitirá valorar mejor los parámetros sobre recursos renovables y reciclabes.

Origen vegetal renovable: corresponde a la parte de la fórmula que proviene de materias vegetales. El término “renovable” significa que las sustancias utilizadas en la composición no se agotarán.

Material vegetal natural: especifica la proporción de ingredientes vegetales utilizados en el producto que no han sido sometidos a ningún tratamiento químico y que se pueden encontrar en forma idéntica en la naturaleza.

Con certificación de origen: designa la proporción de ingredientes naturales cuya extracción ha sido certificada por institutos independientes. Las certificaciones evalúan el cumplimiento de la responsabilidad social y ambiental en las áreas de producción, cultivo o extracción de las plantas.

Material reciclado: presenta la proporción de materiales reciclados utilizados para la fabricación de envases.

Material reciclable: cuantifica la proporción de materiales reciclables para la fabricación de envases. No todos los materiales son reciclables, ya que algunas piezas están hechas de materiales compuestos que invalidan el proceso de reciclaje posterior al consumo.

Número recomendado de “refills”: es el número total de veces que el embalaje original se puede volver a utilizar sin afectar su apariencia ni su funcionalidad y sin alterar la calidad del producto. El número de reutilizaciones, sin embargo puede ser mayor, dependiendo de las condiciones de almacenamiento y de uso.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?