Cuba y su potencia eolico

El actual funcionamiento de 100 estaciones anemométricas posibilita obtener datos del comportamiento del viento a 50 metros de altura y evaluar el potencial eólico cubano. El uso de las fuentes de energías renovables en Cuba, como la eólica y la energía solar, seguirá en ascenso durante los próximos años, destacó el viceministro de la Industria Básica Juan Manuel Presa. Aseguró que es posible instalar de inmediato hasta 600 megavatios eólicos con alto coeficiente de utilización en la costa norte del país, especialmente en las zonas central y oriental. En declaraciones a la Agencia de Información Nacional, Presa señaló que el actual funcionamiento de 100 estaciones anemométricas posibilita obtener datos del comportamiento del viento a 50 metros de altura y evaluar el potencial eólico cubano.

La mayor de las Antillas tiene ahora cuatro parques eólicos y 20 turbinas eólicas de Gamesa y Goldwind que aportan 11,7 MW al sistema eléctrico, y según el viceministro los estudios señalan que podrían construirse varias instalaciones eólicas más con una potencia mayor de 2.000 MW.

Tania Carbonel, directora del Centro de Estudio de Tecnologías Energéticas Renovables del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, recordó que la energía eólica califica entre las más limpias. Durante su operación los aerogeneradores no emiten CO2, no generan residuos tóxicos, ni necesitan agua en el proceso de generación eléctrica, como en las centrales térmicas, amplió la fuente.

Ante el incremento de los precios de los combustibles fósiles y las perspectivas de agotamiento en un futuro cercano es preciso usar energías renovables y alternativas, enfatizó Carbonel. Significó que en el aprovechamiento de la energía solar, la hidráulica y la biomasa (sobre todo bagazo y paja de caña de azúcar) existen grandes reservas para utilizar en el futuro.

Los vehículos eléctricos con baterías de litio no emiten CO2 ni dañan el medio ambiente, siempre que la electricidad provenga de energías renovables, como la eólica, la energía solar fotovoltaica y la termosolar. Los aerogeneradores podrán suministrar la electricidad al vehículo eléctrico, que en un futuro servirán también para almacenar y regular la electricidad intermitente del sector eólico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba