Cuidate de los vampiros

vampiro-diarioecologia.jpg

A diferencia de Drácula, estos vampiros consumen energía las 24 horas del día, 7 días de la semana, 365 días al año. Son los aparatos electrónicos que dejamos conectados sin usar ni prender y están consumiendo energía constantemente.

Si crees que apagando todos los aparatos electrónicos del hogar está garantizado un consumo cero de energía estás equivocado.

Cualquier artefacto que utilice un control remoto y que se encuentre conectado a la corriente eléctrica consume energía aunque esté apagado. Este fenómeno es lo que se conoce como “energía vampiro”, el gasto puede parecer menor en términos diarios, pero si sumamos el gasto anual representa una parte importante de la factura y también de los efectos que la energía provoca en el medio ambiente.

El consumo oculto de los “vampiros eléctricos” se debe normalmente a un dispositivo conocido como “stand by”, que sirve al electrodoméstico para encenderse más deprisa, detectar un mando a distancia en cualquier momento o realizar algún tipo de orden programada. En otras ocasiones, los aparatos vienen provistos de relojes, luces o paneles informativos digitales que están activados constantemente, y que, por tanto, necesitan también electricidad.

Un ejemplo claro de esta energía es cuando un DVD se encuentra apagado pero conectado a la toma eléctrica, y de esta forma mantiene su consumo porque sigue funcionando la fuente de alimentación.

Un televisor en funcionamiento consume 186 vatios, pero cuando está apagado y sigue conectado registra 2,88 vatios, que podría ser cero si está desconectado.

Además del televisor, existen múltiples electrodomésticos que consumen la energía vampiro, por ejemplo, los equipos de música y los cargadores del celular, este último es muy frecuente en los hogares; las personas los ponen a cargar en la noche hasta el día siguiente, y cuando lo desconectan, dejan enchufado el cargador, permitiendo que aumente el registro de energía.

De acuerdo con los indicadores de las empresas expertas en mediciones estas son las cifras promedio de consumo de los electrodomésticos cuando están apagados pero conectados:

  •  Televisor común: 2,88 vatios (w)
  •   LCD: 1,13 w
  •   Aire acondicionado: 1 w
  •   Cargador del celular: 0,26 w
  •   Despertador 2 w
  •   DVD 1,55 w
  •   Equipo de sonido 1,66 w
  •   Cafetera 1,14 w
  •   Horno microondas 3,08 w y con la puerta abierta 25,79 w
  •   Estufa conectada sin estar cocinando 4,21 w
  •   Computador de escritorio 2,84 w
  •   Portátil enchufado consume 8,9 w, y el cargador, es decir, la fuente del computador consume 4,42 w.

La forma más evidente de evitar este consumo excesivo es desenchufando los aparatos de la red eléctrica, pero esto puede ser engorroso si dispones de muchos dispositivos. Para ello se pueden utilizar multi contactos con interruptor, de esta manera puedes desconectar de la red varios electrodomésticos a la vez.

En escala global la “energía vampiro” representa el 1% de las emisiones mundiales de C02, de acuerdo con el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en California. El resultado de toda esta energía desperdiciada son más de 97 billones de libras de dióxido de carbono que se van a la atmósfera cada año.

Según estadísticas del Departamento de Energía de Estados Unidos, “el consumo de energía vampiro” representa entre 5% y 8% del consumo total de electricidad de una familia al año. En promedio, esto equivale a la cuenta de electricidad de un mes.

Lo cierto es que sin darnod cuenta, puede haber hasta 20 dispositivos consumiendo energía en standby en el hogar. Estos incluyen cualquier dispositivo con un control remoto.

[fbcomments]