Cumbre del Clima camino a Durban Sudafrica 2011

climate-change-conference-durban

Curiosamente, en tiempos en que la humanidad se ha visto sacudida por colosales catástrofes, incentivadas por el calentamiento global, todavía está lejano el momento de alcanzar medidas vinculantes para ralentizar ese proceso.

Por Marta Gómez Ferrals
Por obra y gracia de la desidia de unas pocas potencias del mundo desarrollado, la humanidad está a la espera de una decisión tan crucial, en tanto mueren y se afectan millones de personas.

Recordemos como en el pasado año, cuando debía al menos definirse en la cumbre climática de Cancún si el Protocolo de Kyoto sobreviviría a 2012, nada quedó claro al respecto, y los resultados generales fueron decepcionantes.

Los organizadores de la cita dijeron sentirse felices al conseguir un operativo paquete de medidas tendentes a facilitar la entrega de la financiación a largo plazo, unos 100 mil millones de dólares anuales a entregar por el primer mundo a los países emergentes.

Pero todavía se desconoce dónde están los dineros y cómo se van a conseguir en un mundo en crisis económica, afectado por tragedias que incluyen incluso a los más desarrollados, obligados hoy a revisar sus inversiones y planes en energía nuclear, como se sabe.

Con estos antecedentes, en días recientes se realizó en Bangkok, capital de Tailandia, la primera de una ronda de negociaciones previas a la Cumbre que debe llevarse a cabo a fines de año, en Durban, Sudáfrica.

Una ronda que, para no variar, se caracterizó según los observadores por un ritmo lento y la falta de consenso. Todo sigue igual, entonces.

Según observadores las negociaciones fueron tan lentas y escarpadas como las realizadas en el año precedente, así que el cónclave concluyó sin penas ni glorias.

Otros retos de la vida en la Tierra

Pero el álgido tema de las medidas para enfrentar el calentamiento global no es la única tarea de Hércules de los gobiernos, instituciones científicas, organizaciones políticas y sociales y ciudadanos comunes, que sí intentan salvar el planeta.

Los días en el planeta azul transcurren, con más frecuencia, en medio de los fragores de las catástrofes y las predicciones de un incremento de los desastres, disparados por el confirmado cambio de los patrones climáticos .

Por otro lado, sin tanto ruido pero con mucha fuerza, ha seguido su marcha invasora que gana terreno en el norte de Africa, regiones tropicales y otras, con saldos muy negativos para la vida y destino de millones de personas.

El pasado año, en una cita de expertos realizada en la brasileña ciudad de Fortaleza, la ONU declaró al decenio 2010-2020 como la Década del Combate contra la Desertificación y la Sequía.

De acuerdo con datos divulgados por la ONU, organización también promotora del Convenio Marco contra la Desertificación y Sequía, la degradación de las tierras afecta hoy directamente a unos 250 millones de personas y pone en riesgo los medios de vida de más de mil millones.

Y algo relacionado, el tema del agua, es ahora otra de las pesadillas de numerosas regiones, incluso lejanas entre sí.

A pesar de que en los últimos tiempos se han registrado precipitaciones excesivas en algunos lugares, es real que en nuestros días el agua potable es un bien relativamente escaso y hasta inaccesible para una buena parte de la población mundial.

A esto se añade que la seguridad hídrica tiene en el cambio climático un agente seriamente desestabilizador.

Es verdad de Perogrullo cuanto dependen los países más pobres y en vías de desarrollo de la disponibilidad de fuentes de agua dulce para sobrevivir y avanzar.

Los estimados ofrecidos por los actuales modelos climáticos, a pesar de los altos niveles de incertidumbre existentes, incluyen el incremento de largos períodos de sequías y de eventos extremos con excesivos volúmenes de precipitaciones.

Pero, ojo avizor, la tendencia general será, de acuerdo con algunos expertos, que las reservas de agua de consumo y uso humano sigan disminuyendo en algunas zonas geográficas, donde se localizan en lo fundamental los países en desarrollo.

Sin embargo, algunas de esas naciones, ricas en recursos hidrológicos, tampoco han podido garantizar a su población y planes de desarrollo el conveniente acceso al agua potable.

Datos avalados por la ONU indican que unos mil 700 millones de habitantes de la Tierra, en 43 países, viven bajo la presión del «estrés hídrico», por una u otra razones.

Otro problema que lleva a la movilización en muchas partes es el empeño por recuperar la biodiversidad de los hábitats naturales y ecosistemas, enormemente dañados por el accionar irresponsable del hombre.

El pasado año, después de unos ocho años de trabajo más intensos, la Cumbre de Biodiversidad realizada en Nagoya, Japón tuvo que admitir que la comunidad mundial no había conseguido el propósito de recuperar la biodiversidad.

La Cumbre de Nagoya sirvió de escenario a la divulgación de un estudio científico que confirmó que cada año 52 nuevas especies de animales se sitúan al borde de la extinción..

Para muchos especialistas, las perspectivas son sombrías si no se actúa con urgencia, aportando recursos financieros a los más pobres, que necesitan según estimados de expertos unos 15 mil millones de dólares adicionales al año para la expansión y mejor gestión de sus áreas protegidas.

La merma anual del patrimonio, dicen los científicos, afecta a toda la humanidad, mientras que la acción humana continúa siendo el principal enemigo de la biodiversidad, más que el aspecto de las especies invasoras, que tanto viene preocupando en los últimos años.

Sin embargo, sobre biodiversidad los científicos estiman que no todo está perdido y los esfuerzos, cuando se hacen, rinden frutos. Sólo hay que actuar más y con mayor energía.

Alrededor de la mitad de la población del planeta vive hoy en conglomerados urbanos y se espera que esta proporción llegue a los dos tercios hacia 2030.

La alerta roja también está encendida para las regiones de Asia y sus urbes en despegue como Bangkok, Manila, Nueva Delhi, Bombay, Karachi y Pekín, por citar algunas.

En China, una de las naciones emergentes, se realizan esfuerzos para combinar el desarrollo económico con la producción limpia y sustentable.

Expertos opinan que las cifras de muertes por contaminación del aire podrían reducirse en un 85 por ciento si se cumplieran los lineamientos establecidos por la OMS para garantizar la calidad del aire.

Este año, Declarado por Naciones Unidas como año Internacional de los Bosques, tiene en ese objetivo otra buena razón para no cejar en el empeño de construir un mundo mejor.

Cada año se pierden en el orbe unas 13 millones de hectáreas de bosques y selvas, un ritmo que los llevará a desaparecer antes de fines de siglo, de acuerdo con expertos.

Los bosques y la selva son la mayor fuente de biodiversidad. Si continúa la deforestación, miles de especies animales y vegetales se perderán para siempre.

Más de tres cuartas partes del agua dulce accesible vienen de zonas de captación en bosques, de ahí que la calidad del agua empeora cuando la condición del bosque se deteriora.

En los bosques primarios de la Tierra nació y se desarrolló el Homo sapiens hace casi 200 mil años.

La misma especie que desde la industrialización y la urbanización desmedidas, y valiéndose de la inequidad, las injusticias y las guerras de conquista, ha puesto en peligro mortal al planeta.

4 comentarios en “Cumbre del Clima camino a Durban Sudafrica 2011”

  1. me parece algo tan estupido de hacer esto cuando el mundo esta en una crisis financiera caotica y todo los dias no hacen otra cosa que caer las bolsas europeas y de todo el mundo esto va hacer un fracaso rotundo de aca a 9 años van hacerlo ademas no se puede volver el tiempo atras el planeta va a seguir percudir siempre con la misma fuerza para mi es tirar dinero a la basura ustedes piesan que los paisas desdarrollados van a ayudar a los paises pobres jajaja no me hagan reir que eso nunca lo hicieron ademas primero tenemos que resolver lo de la crisis que pasa en todo el mundo mas en españa francia alemania portugal grecia y italia que estan la quiembre alerta roja para italia por berlusconi hijos de puta que son todos

  2. De verdad si cogi las cosas, y llegue hasta aqui, lo piile todo macho…pero todo…y mucho, mundial, global….o pueda que este equivocado…pero capte el mensaje en las dobles ambiguedades de las palabras, mas alla del cambio, esta el petroleo, industria, bolsas, desplome, etc….un derivado sin fines….como me parecio que hemos venido del homos sapies….y ya esta….haber si mañana tenemos mas algun indicios…..

    Saludos a todos que han dedicado su Vida por la Naturaleza, la paz y ela Amor…sois el mejor del Mundo….KM.JL.SJ.

  3. SALUDOS..NUESTRA CRISIS CLIMATICA GLOBAL LA TENEMOS QUE REDUCIR, ELIMINANDO LAS EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO GENERADAS  EN CHIMENEAS Y VEHICULOS DE TRANSPORTA MASIVO..ELIMINANDO ESTAS TOXICAS EMSIIONES, REDUCIREMOS EL CALENTAMIENTO GLOBAL ..INICIEMOS ESTA MITIGACION YAAAA..TENGO EN DESARROLLO UN NOVEDOSO SOSTEMA PARA ELIMINAR ESTAS EMISIONES..PERMITANME EXPONERLES COMO HACERLO…SALUDOS…ANGEL TORTRES..angball40@hotmail.com

  4. Pingback: A la espera del milagro de Durban | Energías Renovables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba