Desaparición súbita de las abejas una preocupación mundial

_polinizando-diarioecologia.jpg

Todo comenzó hace unos años, en el invierno de 2006, cuando apicultores de Florida, en Estados Unidos, quienes llevaban sus colonias de abejas a ese estado para que pasaran mejor el invierno, se dieron cuenta de un extraño fenómeno, las colmenas se estaban quedando vacías.

Aunque el abandono de las colmenas ya se había presentado anteriormente, era un problema estacional. Lo normal era que durante la época de frío, muriera entre el 25% y 30% de abejas y que se recuperaran las poblaciones al término del invierno. El problema fue que al llegar la primavera nada había cambiado.

Obreras, sostén de la colmena

Las abejas obreras salen de la colmena para llevar a cabo sus actividades cotidianas, pero no regresan, y extrañamente no se encuentran sus cuerpos, como sucede en otras epidemias. El problema se denominó colapso de colmena.

Las abejas son animales sociales y esto significa que para su subsistencia requieren de mucha interacción y ayuda.

El sistema de castas de las abejas está estructurado de tal forma que las obreras son las que sostienen la colonia, si se van y no regresan, las pocas que quedan tienen el trabajo de mantener a las larvas o los huevos. En poco tiempo estos mueren, porque no reciben el alimento que las obreras cotidianamente llevan a la colmena.

La ciencia aún no tiene claro por qué sucede este fenómeno. Al parecer, está relacionado con enfermedades que padecen las abejas. Algunos grupos de investigación en otros lugares del mundo identificaron un ácaro y un virus que se han asociado al problema. También se cree que el cambio climático y el uso de pesticidas podrían estar contribuyendo a este desorden.

El monocultivo, posible causa

Aun cuando los especialistas coinciden en que son muchas las causas del colapso de colmena  es más grave en los lugares donde se practica el monocultivo en la agricultura.

Los especialistas en ecología sabemos,  que la propagación de enfermedades en un ecosistema depende del número de especies presentes y mientras más diverso sea, es menos frecuente es que se enfermen los individuos que lo habitan.

Cuando un patógeno tiene varias especies a las cuales infectar, estas se pueden proteger más fácilmente, pues algo en la diversidad le impide al patógeno especializarse a plenitud en atacar a una sola especie.

Aunque por ahora el problema es mayor en otras regiones del mundo, eso no significa que en nuestro país no vaya a suceder. Considerando que en nuestro pais hay tendencia a la práctica del monocultivo en la agricultura, y por lo tanto, nos hacemos más vulnerables al problema de colapso de colmena. Por eso,  tenemos que estar prevenidos y estudiar más sobre estos indispensables animales.

[fbcomments]