Descubierta una nueva especie de mono del género Callicebus en el Amazonas

Callicebus

Es increible pensar que todavia despues de todo la penetracion que ha tenido la humanidad en casi cada km2 de este planeta todavia descubramos nuevas especies de animales. Lo sorprendente no es el descubrimiento en sí, ya que existen millones de especies por descubrir, sino el tamaño de este nuevo animal descubierto. Sabias que… el 86% de todas las especies sobre la tierra y el 91% de las que viven en el mar aún no ha sido descubierto . Los trópicos, los arrecifes de coral, el mar profundo, son zonas sobre las que aún no tenemos un conocimiento cabal. Posiblemente la gran mayoría de las especies desconocidas sean pequeñas , y como sabemos poco sobre las especies pequeñas, es muy probable que muchas de ellas se encuentren literalmente en nuestros jardines. Es en el reino animal donde quedan más especies por descubrir. Los científicos estimaron que existen unas 7.770.000 terrestres, de las que sólo se conoce 953.434. La proporción de las desconocidas en el mar es mucho mayor: hay unas 2.150.000, pero apenas se han catalogado 171.082.

Una nueva especie de mono del género Callicebus fue descubierta en un área virgen de la selva amazónica del estado brasileño de Mato Grosso. El descubrimiento fue realizado durante una expedición del WWF en diciembre de 2010, y análisis posteriores confirmaron la novedad.

La especie tiene una coloración totalmente diferente a las especies conocidas. Fue hallada en un área entre dos ríos. Aparentemente, los ríos y sus afluentes actuaron como una barrera natural, que separaron a las diferentes especies de Callicebus que viven en la región.

Los monos Callicebus viven preferentemente en los árboles de las selvas húmedas y lluviosas de América del Sur. Se alimentan ante todo de frutos, insectos y hojas.

Durante la expedición de 20 días, los especialistas vieron ejemplares de varias especies amenazadas de extinción, como jaguares, armadillos gigantes, nutrias gigantes, además de un papagayo, que hasta ahora sólo había sido observado en las selvas colombianas.

Con ayuda de un análisis ecológico podemos documentar ahora científicamente la biodiversidad de la región. Eso nos ayudará a reforzar nuestras demandas e implementar las medidas de protección adecuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba