Disminuye la capa de ozono sobre el Ártico

Las cantidades históricamente bajas de ozono en la atmósfera sobre el Ártico y el hemisferio norte se deben a que fuertes vientos polares muy poco habituales impidieron que la atmósfera sobre el Ártico se mezclara con aire procedente de latitudes más cálidas. Esto provocó temperaturas extremadamente bajas y crearon condiciones atmosféricas que recuerdan a las del hemisferio sur y de la Antártida.

Cuando la fuerte radiación solar del mes de marzo golpeó la masas de aire frío sobre el Ártico, el cloro y el bromo contenidos en los clorofluorocarbonos fueron liberados. Estos son los gases que degradan el ozono hacia átomos de oxígeno simples, principalmente en las capas bajas de la estratosfera, alrededor de 20 kilómetros encima de nosotros.

Los clorofluorocarbonos fueron prohibidos por el protocolo de Montreal de 1.989. Los clorofluorocarbonos han disminuido en cantidad, pero no han desaparecido por completo de la atmósfera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba