Drew Barrymore salva las ballenas

La historia del cine está llena de rodajes extremos, pero pocos tan severos como el de ‘Una aventura extraordinaria’, el nuevo film de Ken Kwapis (‘Qué les pasa a los hombres’), aunque para buena parte de la producción, con base en la mayor ciudad de Alaska, Anchorage, el equipo ha rodado en un enorme islote de hielo artificial del que, periódicamente, tres ballenas grises mecánicas surgían para respirar.

Todo para reconstruir con la mayor fidelidad posible un suceso que, en 1988, tuvo en vilo a medio mundo, cuando tres ballenas –estas sí reales–, quedaron atrapadas bajo un enorme bloque de hielo en Barrow. Una tragedia ecológica que dio pie a un ambicioso plan de rescate internacional.

Para Drew Barrymore, protagonista de la cinta junto a John Krasinski, Kristen Bell, Ted Danson o Dermot Mulroney, era básico contar la historia tal como fue: Creo que es el primer guión que leo en mucho tiempo en el que, pese a lo que pueda parecer por la cantidad de efectos especiales que usamos, toda la fuerza radica en una historia potente y las emociones que esta provoca sin caer en sentimentalismos.

Una historia basada en un hecho real, por mucho que John Krasinski (‘Algo prestado’) no diera crédito. Lees el guión y hay momentos en los que te dices: ¡Venga ya! Esto es ir demasiado lejos. No puede ser. Y sí, sí pasó. Es una historia alucinante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba