Drones, los nuevos aliados de la naturaleza

Par7228256

Qué es un drone?. El término drone se emplea en aeronáutica para denominar a los vehículos aéreos no tripulados, la mayoría de uso militar, pero esta vez se convertirán en aliados de la naturaleza.

Endesa España usará drones para revisar las líneas eléctricas de modo complementario a las inspecciones con helicóptero. Estas aeronaves no tripuladas constituyen la principal novedad del plan  que la eléctrica dedica a la prevención de incendios, a cuya partida destinan 27,5 millones de euros entre las tareas de gestión forestal y la revisión de las líneas, con 160 operarios implicados.

Se trata de un proyecto pionero a nivel mundial, apuntan desde la compañía, que se ha encargado de diseñar, junto a una empresa especializada en termografía, los multicópteros.

Los aparatos en cuestión, de cuatro, seis u ocho aspas, cuentan con cámaras de alta resolución que captan la imagen sea cual sea la posición del dron.

Los drones pesan entre 2 y 4 kilos; miden 75 centímetros; disponen de una batería de unos 20 minutos de duración; van equipados con GPS; cuestan 20.000 euros cada uno; se pilotan a distancia, y si se detecta algún problema vuelven automáticamente a la base.

Basados en el aeromodelismo, los manejan dos técnicos, uno para conducirlo y otro para gestionar la cámara e interpretar los datos resultantes.

Pueden volar muy cerca de los cables sin riesgo para las personas, ya que los helicópteros no pueden por seguridad.

ShadowView permite a las organizaciones conservacionistas observar distintas actividades delictivas, como la tala o el furtivismo, por ejemplo. El programa, desarrollado por Steve Roest, uno de los responsables de Sea Shepherd, que combate a los balleneros japoneses en la Antártida, y el policía holandés Laurens de Groot, comenzó a funcionar en 2012, prestando su servicio a la Liga Contra los Deportes Crueles, que monitorea la caza ilegal en Reino Unido, y para el grupo El Pescado Negro, que controla que las redes de pesca ilegales no atrapen a los tiburones del Mediterráneo.

En Estados Unidos, el empleo civil de drones se centra en localizar criaderos clandestinos de mascotas. El año pasado PETA (Personas por el Tratamiento Ético de los Animales) aseguraba que estaba intentando comprar estas aeronaves no tripuladas para acechar a los cazadores de osos, ciervos y aves del país.

WWF, con mejor suerte, ha recibido una subvención de Google para usar drones en Nepal y África, donde persiguen la deforestación y a los furtivos de rinocerontes, publica el diario británico The Guardian.

Via: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba