Ecuador va por los bonos de carbono para salvar al Yasuní

yasuni

El Parque Nacional Yasuní en Ecuador es uno de los últimos refugios de miles de especies en la Amazonia. El objetivo es evitar que se emitan a la atmósfera 410 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2).

La nueva propuesta será ofertada en el mercado de bonos de carbono y apunta a los países europeos, se espera un ingreso aproximado de USD 1 200 millones anuales, dependiendo del comportamiento del mercado.

En 10 años, el país recibirá USD 11 890 millones por evitar la emisiones de CO2. Los recursos se depositarán en un fideicomiso internacional y no en las arcas del Estado.
Serán invertidos en proteger 40 áreas naturales, con la mayor diversidad biológica. Además, el Yasuní es el refugio de los últimos pueblos en aislamiento voluntario: tagaeri y taromenane.

En total se conservarán 9,8 millones de hectáreas, 38% del total del territorio ecuatoriano, un récord mundial. Hoy lo ostenta Bután, un pequeño país del Tíbet con 32% de su territorio.

Ecuador va por los bonos de carbono para salvar al Yasuní

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba