El Amazonas, el cambio climático y el CO2 que va de la selva al mar

amazonas1-diarioecologia.jpg

Los desprendimientos de laderas en el río Amazonas llevan al océano gran cantidad de material orgánico y CO2 de la atmósfera, incidiendo de esta forma en el calentamiento global.

Las plantas y árboles en los bosques toman el dióxido de carbono de la atmósfera y lo convierten en sus hojas, tejido, su biomasa y cuando caen y se desintegran parte de ese material llega a los ríos y después al fondo del mar y así se reduce la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera.

A eso se le llama el ciclo del carbono, con lo que se reduce el dióxido de carbono en la atmósfera y nuestro trabajo consiste en cuantificar ese material orgánico en el río Amazonas y de esa manera determinar qué regiones producen más material orgánico que termina en el mar Atlántico.

Si el ciclo de carbono normal es interrumpido, como por la falta de árboles y vegetación, el dióxido de carbono que debería de ser absorbido de la atmósfera deja de llegar al mar y esa interrupción contribuye al efecto invernadero en toda la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba