El bambú, una alternativa ecológica

bamboo

Por: Andrea Perez

El bambú tiene una larga historia de importancia económica y cultural, sobre todo en Asia Oriental y Asia Sur-Oriental en donde se ha utilizado por siglos para todo de materiales de construcción a alimentos y medicinas. Hay unas mil especies diversas de bambú creciendo en climas muy diversos del mundo entero.

Las ventajas ambientales del bambú son: su capacidad de crecer rápidamente, en algunos casos tres a cuatro pies por día, sin la necesidad de fertilizantes, de pesticidas o de mucha agua. El bambú también se esparce fácilmente con poco o nada de cuidado. Además, una arboleda de bambú lanza alrededor de un 35 por ciento más oxígeno al aire que un apiñamiento similar de árboles, y madura (y puede ser replantado) en el plazo de siete años (comparado a 30-50 años para un grupo de árboles), ayudando así a mejorar las condiciones del suelo y prevenir la erosión. El bambú es de crecimiento tan rápido que puede rendir 20 veces más madera que árboles en la misma área.

La necesidad de proteger el medio ambiente ha dado un fuerte impulso a las ventas de bambú, para suelos, ropa, materiales de construcción e incluso computadoras.

El bambú también se usa en la industria de la confección. Más suave que el algodón y con una textura parecida a la seda o la cachemira, la ropa de bambú extrae naturalmente la humedad de la piel, así que es formidable para el tiempo caluroso o para los entrenamientos sudorosos. También se seca en alrededor de la mitad del tiempo requerido por la ropa del algodón.

El bambú también se usa en la industria del papel, aunque se teme que una transición demasiado rápida a ese fin podría amenazar bosques de bambú originales y diversos en Asia Sur-Oriental y otras partes dek mundo. En tanto, el bambú, con sus múltiples usos, se está convirtiendo en una planta que ayuda a proteger al medio ambiente y nos es útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba