El cambio climático fomenta la reproducción de los mosquitos

mosquitos-dengue

En la ciudad conviven dos especies de mosquitos: los silvestres, de parques y pla­zas, y los domiciliarios. Las hembras de los silvestres ponen huevos en grandes espacios de agua y se crían ahí. De los domiciliarios, el mejor ejemplo es el Aedes aegyptis, que es el que transmite el den­gue y la fiebre amarilla. En este tipo de mosquitos, la hembra pone huevos en recipientes artificiales que contengan agua. Por ejemplo, neumáticos en desuso, tapitas de botella, un balde. Necesita pa­redes rígidas. Por lo tanto, hay que mantener cortado el césped y evitar que haya recipientes con agua.

¿A qué se debe la aparición de estos mosquitos?.

Hay un cam­bio climático palpable. Todo esto que está ocu­rriendo está relacionado con el capitalismo y la industrialización. Cada vez hace menos frío y hay más lluvias, lo que hace que este tipo de insectos que nosotros llamamos plagas aumenten sus ciclos reproductivos y tengan más condiciones climáticas que favorecen su desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba