El cambio climático ha encogido a plantas y animales

La elevación de las temperaturas y la alteración en las precipitaciones provocan un efecto inesperado: muchas especies de animales y plantas disminuyen rápidamente de tamaño.
De acuerdo a estudios de la Universidad Nacional de Singapur y publicados en la Revista Nature se sugiere que el calentamiento global, como las elevadas temperaturas y la creciente variación de la fuerza pluvial afecta el tamaño de las especies desde las microscópicas hasta los predadores terrestres.

Las especies de sangre fría, tanto las especies acuáticas como las terrestres, se han estado encogiendo, de acuerdo al estudio que encontró que el tamaño de los sapos ha disminuido mientras la temperatura ha aumentado 1.5 grados centígrados en un periodo de 22 años.

El estudio, publicado en la revista Nature Climate Change, se apoya en la evidencia que va desde los registros de fósiles, así como estudios experimentales y comparativos, hasta investigaciones sobre el cambio climático antropogénico (la variación en la temperatura ocasionada por el hombre) en los últimos 100 años.

El estudio indica que el aumento en la temperatura parece haber disminuído el tamaño de los invertebrados marinos en un 4.0%, las salamandras hasta un 14% y los peces hasta un máximo de 22%, según señala el estudio.

Sin embargo, uno de los puntos más alarmantes en la vida marina es que el plankton ha disminuído debido a la acidificación del agua que «podría afectar de manera negativa a toda la vida marina al ser la base de la cadena alimenticia del mar».

Los investigadores también encontraron que las plantas, que generalmente crecían con el incremento de CO2, no son inmunes a estas reducciones.

Estudios recientes señalan que reptiles y aves han aumentado de tamaño debido a que habitan en altas latitudes.

Los investigadores advirtieron que este fenómeno podría tener implicaciones profundas en la producción de alimentos.

“Muchas especies ya exhiben tamaños más pequeños como resultado del cambio climático y muchas otras son propensas a encogerse en respuesta a las reglas fundamentales ecológicas y de metabolismo”, escribieron Jennifer Sheridan y David Bockford en su ensayo.

“Esto podría tener un impacto negativo tanto en los cultivos como en fuentes de proteínas, como el pescado, que son importantes para la nutrición de los seres humanos”, advirtieron.

Los expertos hicieron un seguimiento de las especies desde los registros fósiles hasta decenas de estudios que muestran que muchas plantas y criaturas como arañas, escarabajos, abejas, hormigas y cigarras se han encogido con el tiempo en relación con el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba