El hidrogeno: La más viable alternativa energética para el futuro

Por: Graciela Maubé

En esta crisis energética mundial en la que todos en mayor o menor medida padecemos sus consecuencias, es bueno saber que la economía del hidrógeno posibilita una enorme redistribución del poder, con consecuencias trascendentales para la sociedad. El hidrógeno tiene el potencial de poner fin a la dependencia que el mundo tiene del petróleo importado y de ayudar a eliminar el peligroso juego geopolítico que se está dando entre los países musulmanes y los países occidentales. Se piensa y se sostiene que el HIDROGENO reducirá drásticamente las emisiones de dióxido de carbono y mitigará los efectos del calentamiento global. Y debido a que es tan abundante y existe en todas partes del mundo, todos los seres humanos dispondrán de este tipo de energía alternativa y no contaminante.
El hecho de no desarrollar una tecnología para el manejo del hidrógeno sería equivalente a una dependencia de toneladas de combustibles fosiles.

En la búsqueda de una fuente de energía más limpia, la culminación debe ser, según muchos entendidos, el hidrógeno mismo; hoy se están desarrollando tecnologías para hacer esto realidad. El hidrógeno tiene el potencial de ser utilizado en prácticamente todas las aplicaciones donde actualmente se utiliza combustible fósil, por lo que podríamos alcanzar pronto una economía de hidrógeno.
Podríamos decir, que nos encontramos en el vértice de una nueva época histórica para la humanidad ante esta crisis mundial energética íntimamente relacionada con la financiera, en la que todas las posibilidades se mantienen abiertas. El hidrógeno, la materia misma de las que están hechas las estrellas como nuestro sol, está comenzando a ser controlado por el ingenio humano y aprovechado para fines humanos.
Proyectar un futuro sostenible es esencial si queremos convertir la gran promesa de una era del hidrógeno en una realidad viable para nuestro hijos y en un valioso legado para las generaciones que vendrán después que nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba