Estrategias que ayudarán las empresas a evitar el “greenwash”

1_greenwahing.jpg

Generalmente, los consumidores son escépticos frente a la publicidad y esto hace que sea difícil ganar su confianza. Además, las empresas no se atreven a promocionar sus logros “verdes” con más frecuencia, porque temen que esta acción se confunda con el “greenwash”. Sin embargo, el escepticismo es algo que obliga a madurar y a proceder con precaución. Las siguientes estrategias ayudarán a evitar el “greenwash” y a ganar ventaja competitiva en el proceso:

– Avanzar hacia metas medibles. Ser proactivo en la respuesta de las preocupaciones y expectativas del público empieza con la creación de un vínculo emocional entre la compañía y sus clientes. También, hay que capacitar a los empleados y educarlos en temas medioambientales.

– Proveer acceso a detalles sobre los productos y prácticas corporativas y reportar continuamente el progreso. Es importante estar un paso adelante de competidores y reguladores, a la vez que se gana puntos con los clientes, dando a conocer voluntariamente la información sobre las acciones ecológicas que adelanta la empresa.

– Ser específico para no confundir. Los consumidores tal vez deseen saber qué exactamente significa “reciclable” y “biodegradable”; por esto, es preciso asegurarse de que los consumidores no malinterpreten estos conceptos.

– Dejar que los públicos de interés se involucren, educándolos sobre cómo pueden ayudar. Además, certificar los productos con etiquetas confiables otorga credibilidad a los mensajes ecológicos.

– Promover el consumo responsable. Obtener el apoyo de los clientes en el consumo responsable es una manera segura de construir credibilidad y reducir riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba