El movimiento de Indignados exige mayor compromiso para combatir el calentamiento global

El movimiento de Indignados se ha incrementado en la XVII Cumbre de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático (COP17), con el fin de exigir a los gobiernos del mundo a actuar y asumir compromisos en materia climática.

El cambio climático y el calentamiento global, por efecto de la contaminación ambiental por la emisión de gases tóxicos, especialmente bióxido de carbono, por parte de las naciones industrializadas, ha ocasionado desastres que ya no pueden considerarse solamente como naturales, producto de la evolución del planeta, sino como un crimen contra la humanidad misma.

Se ha hablado en diferentes conferencias de organismos mundiales, llegándose a acuerdos para mitigar los efectos negativos, que se muestran todos los días en diferentes regiones del planeta, pero hasta el momento no vemos la intención de solucionar un problema que afecta a millones de seres humanos.

Precisamente en la XVII Conferencia Mundial Climática auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas en los últimos días en Durbán, el Grupo Africano exigió a las naciones industrializadas «asumir nuevos compromisos de mitigación más allá del 2012 para evitar la muerte de millones de personas en ese continente», uno de los más vulnerables al calentamiento global.

Realmente dramática la posición africana, en la que reclama por «nuevas metas en el Protocolo de Kioto, esperando que Estados Unidos y Canadá reconsideren su negativa a suscribir el pacto».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba