Elimine el Sarro Definitivamente de Forma Natural

Tartar-and-perio

El sarro, ese monstruo amarillo con el que nos asustaban cuando de niños no queríamos lavarnos los dientes, no era una fantasía infantil… ¡realmente existe! Y si dejas que se acumule entre tus dientes y encías, puede ser muy malo para tu salud oral.

Cuando no te limpias los dientes bien y frecuentemente, la placa bacteriana que se forma de los residuos de comida que quedan dentro de tu boca, se va endureciendo poco a poco hasta convertirse en sarro. ¿Qué es eso? Es una capa amarillenta y dura que se acumula especialmente entre tus dientes o en el borde con tus encías, justo donde el cepillo de dientes no alcanza a llegar.

No creas que la placa tarda mucho en convertirse en sarro… eso puede suceder de un día para otro, en aproximadamente 26 horas. Por eso es tan importante el cuidado y la higiene oral, pues nadie está exento de opacar su sonrisa por culpa del sarro, aunque muchos no lo quieran aceptar y crean que es un problema de otros. ¿Estás seguro que no tienes sarro? Vuelve a mirarte en el espejo, puede ser todavía muy leve y aunque tu no lo veas, ahí está. Según una investigación de Procter & Gamble, en el 2006 más del 60% de los hispanos dijo tener sarro.

El problema del sarro no es sólo estético o que puede causarte mal aliento. Si dejas que el sarro se quede en tus dientes y se acumule, las consecuencias pueden ser graves. Las bacterias contenidas en la placa y el sarro sueltan un ácido que debilita el esmalte de tus dientes y causan caries (picaduras). Mientras más tiempo dejes el sarro, más se debilitarán tus dientes. Y cuando el sarro se acumula debajo de tus encías, es aún peor pues las puede irritar y hacer sangrar, un problema que a largo plazo puede causarte enfermedades de las encías como gingivitis o incluso la temible periodontitis.

Además, cuanto más sarro hayas dejado que se acumule, más difícil será limpiarlo. ¿Cómo puedes librar a tus dientes del sarro? En realidad no hay que hacer un gran esfuerzo para evitar que tus dientes se cubran de sarro.

Hoy en nuestra sección de salud enseñaremos a eliminar el sarro de forma natural.

Las principales causas del sarro: la principal razón el consumo de azúcares acidificantes, los alimentos refinados y grasas dañinas. También el café, té negro y el tabaco.

Alimentos y suplementos contra el sarro

Los alimentos más recomendados son las frutas y verduras crudas, especialmente manzanas y verduras de hojas verdes como la espinaca, acelga, lechuga, rúcula, etc.

El sésamo, por su alto contenido de calcio.

La stevia es una planta que actúa como un edulcorante natural que es muy beneficioso para nuestros dientes.

Estevia, la planta que elimina el uso perjudicial del azúcar blanco y además es muy benéfica

El agua de mar es un suplemento remineralizante que nos ayuda a limpiar y fortalecer los dientes puede ser alcalinizante.

La coenzima Q-10 se recomienda cuando el sarro también está causando gingivitis.

La arcilla blanca de uso oral nos ayuda a alcalinizar nuestro cuerpo y también el pH de nuestra boca.

Los enjuagues de aceite: El aceite de girasol es un método de enjuague para eliminar el sarro en la cultura ayurvédica de la India. Nos permite limpiar los dientes, tratar problemas orales, y permite reproducir las toxinas y así limpiar la boca a profundidad. Se recomienda especialmente en casos de infecciones en la boca, enfermedades de las encías, la placa dental, gingivitis, dientes oscurecidos y dientes flojos.

El carbón activo: El carbón activado es un excelente remedio para blanquear y limpiar los dientes de forma natural, así como para prevenir las enfermedades orales. Podemos encontrarlo en las tiendas naturistas, y bastará con cepillarse los dientes con este polvo durante dos minutos.

Consejo final: La higiene es la clave para una buena higiene dental diaria:

Lavar los dientes después de cada comida, durante al menos dos minutos, cepillando en todos los dientes y muelas.

Vamos a utilizar de preferencia una pasta de dientes ecológica y natural, ya que el convencional contiene sustancias muy agresivas para nuestro pH de la boquilla.

Vamos a utilizar el hilo dental cada noche antes de acostarnos, para eliminar los restos de alimentos que quedan entre los dientes.

También podemos utilizar un enjuague bucal. Si queremos un natural puede hacerlo con la infusión de tomillo y menta, o con agua de mar diluida en dos y medio de agua natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba