En Brasil el que atenta contra el medio ambiente va preso

Las leyes del mundo deben ser mas rigidas para proteger el legado natural de nuestros hijos. Brasil es un ejemplo de conciencia medio ambiental y legislación moderna, asi ha quedado demostrado tras la imputación de un ciudadano por delitos contra natura.

El fiscal ambiental de Coronel Oviedo, Alejandrino Ramón Rodríguez Cristaldo, imputó por delito ecológico al brasileño, productor de soja, Valdemar Batista da Silva.
La acción se basa en la destrucción de 92 hectáreas de bosques presuntamente sin licencia ambiental.

El ilícito fue denunciado por los vecinos en julio de 2011, pero 90 días después el Ministerio Público oficializó el proceso penal contra el extranjero.

El fundamento de la imputación se basa en el procedimiento encabezado por agentes policiales locales en fecha 11 de julio de 2011. En la ocasión, los intervinientes, respaldados por vecinos, confirmaron el uso de maquinaria vial (topadora) para la eliminación de bosques existentes dentro de la propiedad.

El agente ambientalista ratificó que se constituyó en el lugar y pudo constatar una «limpieza de capuera, destronque de restos forestales y eliminación de especies de fumo bravo, en una extensión de 40 hectáreas» dentro de la propiedad

Sin embargo, en fecha 12 de octubre de 2011, admitió haber recibido el informe de la Dirección de Delitos Ambientales del Ministerio Público que concluye «que se completó una superficie desmontada o tala rasa a suelo desnudo de 92 hectáreas, en transgresión a las leyes de Deforestación Cero vigente en la Región Oriental».

Luego de sucesivas denuncias de los vecinos, finalmente, el fiscal Rodríguez Cristaldo presentó, tras tres meses de dilación, la imputación contra el brasileño que presuntamente cometió delito ecológico en su propiedad, ubicada en el límite de los departamentos de Caaguazú y Canindeyú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba