España: El daño ecológico de los #incendios de #Valencia entre la fauna es incalculable

Un grupo de veterinarios y amantes de los animales se personaron en los incendios para intentar ayudar en la salvación y recuperación de los animales que, todavía vivos aunque desorientados, ciegos o sordos por el efecto del calor y del humo, intentaban escapar de las llamas.

No fue posible porque se encontaron con la oposición de las fuerzas de seguridad. Según una información de Bel Carrasco en elmundo.es, PACMA, una asociación de expertos y aficionados de los animales, denunció que la Guardia Civil y la Policía impedían la asistencia y rescate de animales salvajes heridos y afectados por el fuego en el incendio. Legalmente esta tarea le corresponde a Seprona que en estos momentos se encuentra desbordada por la magnitud de la tragedia.

La mayoría de los animales mueren asfixiados, pero también otros se queman vivos entre horribles sufrimientos. «Corrían como bolas de fuego desesperadas», comentaba un testigo. Si son atendidos a tiempo, los supervivientes tienen posibilidad de recuperarse tras un periodo de hospitalización.

«Asfixiados por el humo, ciegos y sordos por el terrible efecto que causan el calor y el humo cuando no directamente quemados vivos, esa es la terrible muerte que espera a los animales, auténticas víctimas de los incendios aunque invisibles para los ojos de los políticos y responsables de este desastre», denuncian los animalistas.

Entre ellos, pequeños depredadores como zorros, comadrejas, jinetas o visones europeos en peligro de extinción. Y también grandes mamíferos como jabalíes, cabras montesas y muflones, que poblaban Costes de Pallás.

Los servicios jurídicos del Partido Animalista están trabajando para asesorar a los activistas que pudieran ser detenidos como amenazan las autoridades, que están impidiendo de este modo la ayuda a los animales heridos.

«El hecho de que decenas de personas por primera vez se desplacen a una zona afectada por un desastre para socorrer a los animales es algo inédito en España», dice Francisco García Leal, presidente de Pacma. «Nos llena de satisfacción constatar que la sensibilidad hacia el dolor y el sufrimiento ajeno está creciendo en nuestro país».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba