España: El Parlamento apoya que los países industrializados reduzcan un 30% sus emisiones de CO2 en 2020

La Comisión Mixta (Congreso-Senado) para el estudio del Cambio Climático aprobó por asentimiento una recomendación al Gobierno en la que subraya la necesidad de reducir el conjunto de las emisiones de gases de efecto invernadero un 30 por ciento en 2020 con respecto a 1990.

Así, el texto insta al Ejecutivo, de cara a la Conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP14) que se celebra en Poznan (Polonia), a fortalecer el marco normativo orientado a la reducción de emisiones, así como a apoyar la inversión temprana en las medidas que permitan un cambio en el modelo energético y de desarrollo a favor de un modelo «más sostenible y menos dependiente de los combustibles fósiles».

En ese sentido, el Parlamento destaca que el cambio climático necesita de «un compromiso global» que se contemple como un «problema de desarrollo y equidad». Para ello, considera que la acción internacional debe ser «justa y responsable».

Asimismo, los parlamentarios reclaman que la postura de España en Polonia defienda la cooperación tecnológica y económica predecible para «facilitar» la transición a modelos de desarrollo no intensivos en carbono y la adaptación a los efectos negativos del cambio climático en los países en desarrollo.

CARBONO Y DESARROLLO LIMPIO

Igualmente, el texto recomienda que se tengan en cuenta las posibilidades que ofrecen los mercados de carbono y el mecanismo de desarrollo limpio como «pilar sobre el que seguir construyendo». Además, sugiere al Ejecutivo que se tenga en cuenta la «distinta capacidad y vulnerabilidad entre los países receptores de apoyo» y que se fortalezca especialmente a los más vulnerables.

Por otra parte, subraya que las políticas de adaptación son un «elemento fundamental» en la lucha contra el cambio climático, y por tanto la comunidad internacional debe respaldar solidariamente los esfuerzos de los países más pobres, integrando «de modo coherente» los escenarios climáticos futuros en los programas de desarrollo y buscando fórmulas de financiación que permitan invertir de forma temprana en la adaptación de los efectos al cambio climático.

Los grupos parlamentarios coinciden en que, de acuerdo al consenso científico, para no superar los dos grados centígrados –umbral máximo señalado sobre el cual el cambio en el clima podría ser rápido– los niveles de emisión globales «deben comenzar a disminuir en 2015».

En la misma línea, la Comisión para el Estudio del Cambio Climático apunta que 2009 es un año «clave» de cuyo trabajo en esta materia depende el éxito en la búsqueda de la respuesta multilateral que debe adoptarse en la Conferencia de las Partes de Copenhague.

LIDERAZGO DE LA UE

Para ello, recalca que el liderazgo de la Unión Europea «es fundamental», por lo que el Consejo Europeo debe consolidar su compromiso y capacidad orientadora del modelo de desarrollo futuro con la adopción, en su reunión de diciembre, del paquete de energía y cambio climático.

Finalmente, los diputados y senadores proponen que se adopte un paquete «solidario y equitativo» que pueda mostrar la fórmula de reparto de los esfuerzos de reducción entre sectores y países, y que oriente el modelo energético hacia soluciones más sostenibles, basadas en la eficiencia y el ahorro energético y en las tecnologías limpias.

Por su parte, los portavoces en la citada comisión del PSOE, Fernando Moraleda, y del PP, María Teresa de Lara, reconocieron la «complejidad» de alcanzar un acuerdo en la cumbre de Poznan puesto que algunos países europeos como Italia o Polonia han expresado ya sus reticencias ante los objetivos que se proponen.

Así, Moraleda manifestó que el PSOE está satisfecho porque los diputados españoles de la comisión para el estudio de cambio climático han conseguido «un consenso para llevar al Gobierno una posición sólida».

También señaló que «un problema global necesita acuerdos globales», por lo que el Ejecutivo debe alcanzar «acuerdos precisos» e insistió en que esa dificultad «no debe ser disuasoria para que los gobiernos de hoy comiencen a fabricar un mundo mejor».

«Esa ambición es la que esperamos poder contagiar al resto de gobiernos, porque la inacción es mucho peor para el futuro que la acción de hoy», precisó Moraleda.

Finalmente, María Teresa de Lara destacó que la propuesta al Gobierno para Poznan ha sido aprobada por todos los grupos parlamentarios. Añadió que el objetivo es ver si «todos los países del mundo pueden lograr un acuerdo para que en (la cumbre de 2009 en) Copenhague se adopte un acuerdo post Kioto».

La diputada del PP dijo que esto es «importantísimo» porque la Unión Europea no puede liderar por siempre la lucha contra el cambio climático si otros países no se comprometen», porque «el resultado global será muy escaso».

«Cada uno tiene que tener su cuota de responsabilidad, si no se acata esta cuota, el papel de liderazgo de la Unión Europea puede venirse abajo», concluyó.

1 comentario en “España: El Parlamento apoya que los países industrializados reduzcan un 30% sus emisiones de CO2 en 2020”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba