ESPECIAL COP 17: la propuesta de Ecuador en la Cumbre del Clima

Por: Sally Burch. Ecuador se hace presente en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP17) que se realiza en Sudáfrica con propuestas innovadoras: la principal se relaciona con la iniciativa Yasuní-ITT.

Se trata de plantear el reconocimiento del principio de Emisiones Netas Evitadas (ENE) en el marco del Protocolo de Kioto.

El proyecto implicaría que la compensación económica pueda reconocerse en casos no únicamente de remedio a un daño ambiental ya causado, sino también de precaución o prevención del daño -como sería el caso de dejar el petróleo bajo tierra, o de no avanzar la frontera agrícola en zonas de bosque-, para países pobres altamente dependientes de tales recursos.

Otros temas que Ecuador priorizará en la ciudad sudafricana de Durban, sede de la cumbre, incluyen el reconocimiento a los derechos de los refugiados climáticos.

El país también planteará la flexibilización de las normas de propiedad intelectual cuando se trata de llevar tecnologías bajas en carbono a los países en desarrollo, y el fortalecimiento de capacidades en estos países para poder manejar estas tecnologías.

Las negociaciones sobre cambio climático, que iniciaron el pasado lunes y concluyen el 9 de diciembre, constituyen una última oportunidad para renovar el Protocolo de Kioto, antes del vencimiento de la primera fase de compromisos, en 2012.

Renovar el Protocolo implica lograr nuevos compromisos vinculantes de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente por parte de los países más desarrollados. No obstante, las perspectivas se anuncian poco alentadoras para lograr el consenso mundial necesario, puesto que varios países, entre ellos EE.UU., prefieren hablar de reducciones voluntarias. Estados Unidosno firmó el Protocolo y Canadá amenaza con retirarse.

Para la mayoría de países del Sur, agrupados en el G77 -incluido Ecuador-, ello sería insuficiente para evitar un alza catastrófica de la temperatura global, por lo que impulsan la renovación del Protocolo como la primera prioridad en Durban.

Pero también hay otros temas en la agenda. La ministra coordinadora del Patrimonio, María Fernanda Espinosa, reconoció que uno de los temas de negociación que más ha avanzado desde el COP16 en Cancún, hace un año, tiene que ver con la creación del Fondo Verde, destinado a apoyar la mitigación y adaptación a cambios climáticos en los países del Sur.

Movimientos indígenas y sociales se reunieron este miércoles con representantes de los países integrantes de la ALBA, donde expresaron preocupación de que si la administración del Fondo Verde pasa a manos del Banco Mundial, implica implementar un programa por resultados, que, según el caucus indígena, eliminaría sus salvaguardas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba