Esta es la alarmante situación que viven los osos polares en el Ártico

0013261465

Esta desgarradora imagen fue tomada en las islas Svalbard, al norte de Noruega, una hembra desnutrida y herida debido a que no puede encontrar alimento producto del calentamiento global y el cambio climático

El Servicio Geológico de Estados Unidos ya lo advirtió. Hace dos meses publicó que los osos polares ya no existarán para el año 2100. Sólo el año pasado, la población de estos animales disminuyó a la mitad en Alaska y Canadá.

El calentamiento global y los gases de efecto invernadero están disminuyendo el hielo y están provocando una situación dramática para los osos polares. Están llegando en un punto crítico para sobrevivir, sino que están luchando para poder alimentarse.

La imagen publicada en Facebook por Kerstin Langenberger, fotógrafa de origen alemán, y especializada en documentar paisajes extremos, es una prueba irrefutable de la agonía que están viviendo estos mamíferos y del peligro de extinción que prevee eliminaría en 10 años un tercio de los osos polares del planeta.

 

Cambio climático acabará con uno de cada tres osos polares en tan solo 10 años

 

El testimonio

Langenberger es clara al hacer un llamado de alerta sobre el calentamiento global y el estado de la población de osos polares en el Ártico: “Veo los veranos ser más agradables (y cálidos) como nunca antes. Veo cómo se parten los glaciares y cómo retroceden cientos de metros cada año… Sí, he visto osos polares en buena forma, pero también he visto muchos muertos y hambrientos. Veo como los osos caminan por la orilla, en busca de comida, incluso he visto a estos animales tratando de cazar renos, comer huevos de pájaros, musgo y algas. Y también me he dado cuenta de que los osos con grasa son casi exclusivamente los machos, que permanecen en la capa de hielo durante todo el año. Las hembras, por otro lado, quedan sobre la tierra para dar a luz a sus crías y a menudo son pocas. Con la retirada la capa de hielo cada vez más al norte, tienden a quedar atrapadas en la tierra donde no hay mucha comida. En el primer año pierden su primer cachorro, y al siguiente año, al segundo (y último) cachorro. Sólo una vez pude ver a una madre con un cachorro casi independiente. Muy pocas veces he visto madres con grasa. La mayoría de las ocasiones he visto osos horriblemente delgados, y todas hembras, como la que aparece en esta imagen. Un mero esqueleto, herida en la pierna delantera, posiblemente por un desesperado intento de cazar una morsa.

El cambio climático está ocurriendo aquí en el Ártico y cada pequeña acción tiene repercusiones”, puntualizó en su perfil de Facebook.

Fuente: El muy recomendado dinamo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba