Esta es la extraña y fabulosa Tortuga de Cantor

cantor1

Que espécimen mas raro y fascinante a la vez. Puede llegar hasta los 2 metros pero su característica mas peculiar es que no tiene un caparazón duro como la mayoría de las tortugas sino unas costillas cubiertas por una piel dura.

Los quelonios son un grupo de reptiles extraordinariamente antiguos que habitan en cuerpos de agua dulce, salada o salobre de prácticamente todo el planeta, así como en ambientes absolutamente terrestres. En este grupo se incluyen todas las tortugas que conocemos, algunas de las cuales son muy conocidas por la mayoría de las personas, mientras que otras son prácticamente desconocidas. Entre las tortugas más extrañas del mundo está sin dudas la exótica Tortuga gigante de caparazón blando, la cual posee un grupo de características que las hacen sumamente curiosas y que hoy vamos a conocer.

Su nombre taxonómico es (Pelochelys cantorii) y comúnmente recibe el nombre de Tortuga de Cantor. Es una tortuga un poco «rarita», me explico: como todos sabemos, la característica de las tortugas es su caparazón, que no es ni más ni menos que placas oseas juntas recubiertas con placas duras que le dan dureza y rigidez y a la vez, protege a la tortuga de posibles depredadores.

Pero la Tortuga Cantor, tiene un caparazón blando, de nada le sirve un duro caparazón a esta tortuga ya que depredadores de una tortuga que puede llegar a medir 2 metros de largo y pesar 50 kg hay pocos. Quizá el hombre sea el mayor.
Además, esta tortuga de caparazón blando suele estar bajo la arena o el fango para protegerse de los depredadores.
Pero no solo eso, se sabe que esta tortuga es feroz (dentro de lo feroz que puede ser una tortuga) y tiene una fuerte mordedura. Es un carnívoro eficaz, y entre sus presas se encuentran peces, moluscos, crustáceos y otros anfibios menores. Pero gracias a su tamaño y mordida, sería capaz de arrancarnos un dedo de la mano.

Otra curiosidad de este animalete es que se pensaba extinguido, pero en 2007 se redescubrió una hembra, y desde entonces se ha llevado un ambicioso programa de recuperación (donde se han involucrado hasta budistas) que ha dado buenos resultados. No podemos decir que ya no está en peligro de extinguirse, pero sí que se está recuperando.

 
cantor2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba