Este auto eléctrico sin conductor cruza Estados Unidos de costa a costa recorre 5.400 km

audi-sq5

El Delphi es un Audi Q5 equipado con un radar, cámaras y sensores láser, con el que se ha podido cubrir un trayecto sin conductor desde San Francisco hasta Nueva York en solo 9 días.

A lo largo de 9 días, un equipo de ingenieros de la compañía Delphi ha conseguido que un Audi Q5 modificado con un motor electrico sin conductor equipado con un radar, cámaras y sensores láser, complete con éxito un trayecto de 5.400 kilómetros en EEUU. El coche autónomo de Delphi inició su recorrido el pasado 22 de marzo partiendo desde la isla artificial de Treasure Island, San Francisco, con destino a la ciudad de Nueva York.

Este sistema de conducción autónoma desarrollado por Audi y Delphi está integrado por un radar, un GPS para geolocalizar la posición del vehículo vía satélite, cámaras para reconocer el entorno y sensores láser distribuidos estratégicamente por la carrocería del vehículo, con los que medir distancias y detectar obstáculos. El coche autónomo de Delphi se completa con un ordenador de abordo para establecer las rutas, reconocer las carreteras en la base de datos, determinar su posición, controlar la velocidad en cada momento y activar el asistente de cambio de carril en el momento oportuno.

Aunque es un sistema en fase de desarrollo, lo cierto es que se trata de la primera vez que un vehículo autónomo sin conductor logra hacer una hazaña como esta. Todo un desafío tecnológico para un coche inteligente, que ha sido capaz de sortear todo tipo de obstáculos urbanos que se ha encontrado a su paso. Desde semáforos, túneles, rotondas, incorporaciones de vías, hasta atascos y tramos en obras.

Más allá de ser el primer coche sin conductor capaz de completar un trayecto como este en tierras americanas, el principal objetivo de la prueba era recopilar información suficiente en un trayecto real con todo tipo de obstáculos urbanos para seguir mejorando el sistema. Gracias a la tecnología de compañías como Delphi se podrían mejorar los dispositivos de seguridad en carretera de los coches actuales, pero según parece, el futuro de los coches sin conductor está a la vuelta de la esquina.

Fuente: Wired

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba