Evitar el despilfarro de alimentos garantiza la economía verde

food-waste-diarioecologia

Los comerciantes minoristas de la Unión Europea (UE) se han comprometido a tomar medidas para reducir las grandes cantidades de alimentos que se desperdician en los países miembros, que cada año ascienden a casi 90 millones de toneladas, según ha anunciado hoy la Comisión Europea (CE).

Los minoristas se han comprometido a adoptar de forma voluntaria medidas en materia de prevención del despilfarro, especialmente de productos alimentarios.

El comercio minorista europea se ha comprometido a seguir medidas voluntarias impulsadas por la Comisión Europea con el objetivo de promover un consumo responsable, una producción sostenible y reducir el despilfarro de residuos, sobre todo de alimentos, en el marco de una nueva estrategia medioambiental. El despilfarro de alimentos es malo tanto desde el punto de vista tanto económico como desde el punto de vista moral, por lo que la Comisión se ha fijado el objetivo de reducirlo a la mitad de aquí a 2020.

Según datos comunitarios, cada año se generan 89 millones de toneladas de residuos alimentarios entre los Veintisiete, lo que supone 179 kilos por habitante, y, de seguir esta tendencia, en 2020 se alcanzarán los 126 millones de toneladas, esto es, un incremento del 40 por ciento.

Entre las acciones destacadas por Bruselas, en el marco del Foro del Comercio Minorista, figuran elementos como campañas de sensibilización sobre el despilfarro y sobre la prevención y reducción de los residuos alimentarios.El Ejecutivo comunitario celebra que los compromisos voluntarios del foro se centren cada vez más en la comercialización de productos más sostenibles en gamas como los mariscos, los textiles, los artículos ecológicos y el comercio justo, así como la madera y el papel certificado.Entre los ejemplos que Bruselas ha querido destacar figura el grupo IKEA, que ha reciclado el 86 por ciento de sus residuos y ha llevado a los países productores de algodón un programa para fabricar este producto de manera sostenible, con la participación de 100.000 agricultores.Otros modelos celebrados incluyen a la marca C&A por haber duplicado en tres años la venta de algodón ecológico, hasta los 32 millones de artículos en un año, al grupo Metro por incrementar los artículos para la pesca sostenible y al grupo REWE por informar a los consumidores sobre los rastros de plaguicidas en las frutas y hortalizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba