Francia aprueba la tasa Robin Hood

La mano invisible, esa que Adam Smith creía capaz de mover con diligencia al mercado, no debería convertirse en «un puño». El antiguo modelo de globalización, que sacó de la pobreza a millones de personas, tenía, al cabo, una cara oculta: un creciente abismo entre ricos y pobres. La mundialización financiera ha aumentado las desigualdades. Es hora de una globalización más justa.

Francia ha aprobado un impuesto del 0,05% sobre todas las transacciones financieras. Al momento he corrido a Le Monde a conocer los detalles de tan buena noticia y efectivamente me ha confirmado que con casi unanimidad 477 votos a favor, frente a 2 en contra los diputados franceses (concretamente el Partido Socialista Francés y el Partido socialdemócrata Alemán) han aprobado lo que desde hace tiempo se conoce como tasa Robin Hood.

A continuación podéis ver un pequeño vídeo explicando en qué consiste esta tasa que muchos pensamos que sería un primer paso para mitigar la pobreza, el cambio climático o sencillamente, hacer del mundo un lugar más justo.
En este caso se ha precisado que la recaudación de esta tasa deberá estar al servicio de financiamientos innovadores, como proyectos para el desarrollo y la lucha contra el cambio climático.

Habrá que seguir de cerca la noticia para ver como funciona la implementación, ya que no se trata ni de cerca de un medida que vaya a caer bien dentro del círculo para el cual un 0.05% es una cantidad nada despreciable.

Mas noticias en el muy recomendado blog Ecofactory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba