Gases de invernadero al máximo

Los gases que provocan el efecto invernadero en la atmósfera llegaron a los niveles más altos registrados hasta ahora y no dan indicios de estabilizarse, anunció esta semana la agencia meteorológica de la ONU.

En tanto, representantes de 190 países están reunidos desde la semana pasada en Poznan, Polonia, para acordar un nuevo tratado sobre el calentamiento global que se firmará a fines de 2009 y que obligará a los gobiernos a reducir las emisiones de gases.

Los gases de efecto invernadero aumentaron cada año desde que empezaron a registrarse en 1998 y siguen una tendencia al alza en emisiones que comenzó con la revolución industrial a mediados del siglo XVIII.

El informe de la Organización Meteorológica Mundial fue difundido un año antes de que representantes de varios países se reúnan el año que viene en Dinamarca para negociar un nuevo acuerdo internacional de recortes de emisiones de gases para el 2012 y en adelante.

Los gases -dióxido de carbono, óxido nitroso y metano- son producidos en parte por fuentes naturales como los pantanos, y también por actividades humanas, como el uso de fertilizantes o de combustible.

«El dióxido de carbono y el óxido nitroso están aumentando en forma sistemática y no dan señales de estabilizarse», explicó Gair Braathen, un especialista del clima para la agencia con sede en Ginebra. El metano también aumentó, pero su crecimiento se había desacelerado hasta el año pasado.

las cifras. El dióxido de carbono aumentó durante casi todo el 2007, el último año del que se tienen cifras. El gas se incrementó en 383,1 partículas por millón, un 5% más que la cantidad del 2006.

El metano y el óxido nitroso aumentaron en menor cantidad, informó la organización.

Las concentraciones del primero en la atmósfera llegaron al nivel más alto en un año desde que se registran en 1998, dijo Braathen. El metano era de 1.789 partículas por cada mil millones el año pasado, lo que supone un aumento del 0,34% desde el 2006.

El óxido nitroso aumentó un 0,25% respecto al año anterior, registrando niveles de 320,9 partículas por cada mil millones. Según Braathen, es muy pronto para decir por qué se registró un aumento.

Los estudios muestran que las emisiones de dióxido de carbono producidas por el hombre calientan la superficie de la Tierra y causan mayor evaporación del agua. Eso provoca más vapor de agua en el aire, lo que contribuye a que haya temperaturas más altas.

Los tres gases mencionados son los más comunes después del vapor de agua, según la organización meteorológica.

«El dióxido de carbono por sí sólo es responsable del 90% del calentamiento por el efecto invernadero durante los últimos cinco años«, dijo Braathen.

Hay un 37% más de dióxido de carbono en la atmósfera del que había a mediados del siglo XVIII, principalmente por la combustión de combustibles fósiles, indicó la agencia.

Un grupo de científicos de la ONU, ganadores del premio Nobel, advirtieron que las emisiones de gases deben estabilizarse en los próximos 10 a 15 años y después reducirse de forma dramática, con el fin de evitar un aumento de las temperaturas que pudiera tener consecuencias catastróficas.

1 comentario en “Gases de invernadero al máximo”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba