Hablamos mucho de autos híbridos, pero sabes realmente qué son y cómo funcionan?. Aqui te explicamos

hibrido.jpg

En los últimos años, los vehículos híbridos se han ido posicionando dentro de la industria automotriz con mucho éxito, pero ¿Realmente qué sabemos sobre ellos? En la década de 1990 se convirtieron en una excelente opción, ya que pasaron a ser los “Autos Verdes” para los conductores, gracias a su menor consumo de carburante que disminuye el gasto y una menor emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Aquí puedes encontrar los datos necesarios para conocerlos con mayor profundidad, y quién sabe ¡Hasta convertirte en un nuevo usuario más de este tipo de automóviles!.

Son cada vez más los fabricantes de automóviles que se deciden a fabricar coches híbridos. ¿Por qué? Pues básicamente por dos motivos: el precio del petróleo es muy elevado y en consecuencia la gasolina y el gasóleo son muy caros, y porque el nivel de emisiones de CO₂ y de contaminación es preocupante.

30% menos de consumo.

Y es que la principal ventaja de los coches híbridos es que se mejora la eficiencia del coche de motor de combustión interna, sea gasolina o sea de gasóleo, es decir consumen menos energía para hacer lo mismo, recorrer kilómetros. En general un coche híbrido consume entre un 30% y 35% menos que un coche convencional equivalente.
Y si un coche consume menos carburante también genera menos emisiones y contamina menos, siempre que hablemos del mismo tipo de combustible, ya que si cambiamos este, las emisiones también cambian (no es lo mismo quemar en un motor gasolina, gasóleo, bioetanol, biodiésel, gas licuado del petróleo o gas natural).

Alguna vez haz podido oir que con la hibridación (la técnica de hacer un coche híbrido), no se pretende consumir menos, sino tener más potencia sin consumir más. Bien, claro que sí, pues eso no deja de ser una mejora de la eficiencia del motor de combustión interna (hacer lo mismo con menos, o hacer más con lo mismo).

 

¿Qué es un auto híbrido?.

Se puede definir un coche híbrido como aquel que combina dos motores (o más), que se alimentan con diferente tipo de energía. Por un lado hay un motor de combustión interna, ya sea gasolina o gasóleo, al que también nos podemos referir como motor térmico, y por otro lado hay un motor eléctrico (como mínimo).

La función del motor eléctrico es complementar al motor térmico de dos maneras: por una parte sumando su potencia, para que la potencia total disponible sea mayor, y por otra parte aprovechando la energía cinética que se desperdicia cada poco. Gracias a esto se puede utilizar un motor térmico pequeño, con no mucha potencia, y que consuma poco.

¿Cómo se aprovecha esa energía que se desperdicia?.

Pues en pocas palabras, y de manera muy simplificada, como venía haciéndolo la dinamo de una bicicleta, que con el giro de la rueda generaba algo de electricidad con la que se encendía la lámpara del faro de la bici.
Cuando el motor térmico gira en exceso y le sobra potencia para mover el coche, por ejemplo cuando solo hay que mantener la velocidad en llano, se puede pasar algo de esa energía de más al generador, y cuando se decelera, se desciende una cuesta, o se frena, también se pasa energía cinética al generador, que recarga unas baterías específicas que la van acumulando en forma de electricidad para cuando sea necesaria, en lugar de perderse sin más.
Esto es lo que se conoce por recuperar energía. Un coche híbrido no hay que enchufarlo a ninguna parte para recargar sus baterías.

La energía eléctrica guardada en esas baterías es la que luego usará el motor eléctrico para funcionar, por sí solo o bien a la vez que el motor térmico, para ayudarlo y complemantarlo en las aceleraciones intensas o cuando hay que hacer mucho trabajo, por ejemplo al subir una cuesta.

 

¿Cómo funciona un auto hibrido?

El motor de un vehículo híbrido utiliza dos energías: desde un carburante y de baterías cargadas con electricidad. Por lo general, este tipo de automóviles pueden cambiar de una a otra fuente de energía cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando la demanda energética es baja el motor sólo se alimentará de las baterías eléctricas, y cuando esta demanda es mayor – como en los momentos de aceleración – se utilizará el carburante.

 

Ventajas

Una de las grandes ventajas de los híbridos es que permiten aprovechar un 30% de la energía que generan, mientras que un vehículo convencional de gasolina tan sólo utiliza un 19%. Esta mejora de la eficiencia se consigue mediante las baterías, que almacenan energía que en los sistemas convencionales de propulsión se pierde, como la energía cinética, que se escapa en forma de calor al frenar. Muchos sistemas híbridos permiten recoger y reutilizar esta energía convirtiéndola en energía eléctrica gracias a los llamados frenos regenerativos.

El motor híbrido junto con el diésel o gasoil son una importante opción a tener en cuenta a la hora de comprar un coche. La eficiencia consiste en que duran más, son más limpios. Su eficacia o rendimiento es sobresaliente.
La combinación de un motor de combustión operando siempre a su máxima eficiencia, y la recuperación de energía del frenado (útil especialmente en los tramos cortos), hace que estos vehículos alcancen un mejor rendimiento que los vehículos convencionales o de determinada época, especialmente en carreteras muy transitadas, donde se concentra la mayor parte del tráfico, de forma que se reducen significativamente tanto el consumo de combustible como las emisiones contaminantes. Todos los vehículos eléctricos utilizan baterías cargadas por una fuente externa, lo que les ocasiona problemas de autonomía de funcionamiento sin recargarlas.

Otras ventajas de los coches híbridos

No solo se trata de consumir menos con la misma potencia (o de conseguir más caballos sin aumentar el consumo, cada cual que lo entienda como prefiera), los coches híbridos también tienen otras ventajas.

  • En general su funcionamiento es más suave y silencioso, gracias al cambio automático, al combinar un motor de gasolina que funciona a regímenes bajos para gastar poco y el uso del motor eléctrico, que es casi totalmente silencioso, siempre que se puede, sobre todo en ciudad.
  • Los costes de mantenimiento son menores. Un coche híbrido no suele tener correa de distribución, y tampoco embrague, por lo que el dinero de sustituir estos dos elementos se ahorra. Los frenos suelen durar más kilómetros, ya que se utilizan menos, puesto que para frenar, antes de recurrir a los frenos hidráulicos, se opta por el frenado regenerativo (la retención del motor y la recuperación de energía).
  • La fiabilidad es mayor. Como el motor térmico funciona menos horas, porque se para y arranca siempre que se puede y funciona solo el motor eléctrico, y como lo hace a un régimen de giro menor, pues es ayudado por el motor eléctrico cuando hay que realizar más trabajo, la vida útil del motor de combustión interna se alarga. Según el tipo de recorrido el motor térmico puede estar parado entre un 35% y un 60% del tiempo.

Otro aspecto que adquiere suma importancia es la reducción de emisiones contaminantes, ya que el menor consumo de carburante y la mayor eficiencia en su uso disminuyen considerablemente la emisión de gases contaminantes en este tipo de vehículos.

1 comentario en “Hablamos mucho de autos híbridos, pero sabes realmente qué son y cómo funcionan?. Aqui te explicamos”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba