Histórico aumento de emisiones de CO2

Las emisiones globales de dióxido de carbono llegaron a un récord en 2010, impulsadas en los últimos años por los países en desarrollo, de acuerdo con el último informe del Centro de investigación de la Comisión Europea (JRC, por sus siglas en inglés)

A menos que se tomen decisiones importantes, será muy difícil lograr contener el calentamiento (planetario) a menos de dos grados.
Según el informe “Tendencias a largo plazo en las emisiones globales de CO2” del JRC y la Agencia de evaluación ambiental holandesa (PBL Netherlands), las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), principal gas asociado al calentamiento de la tierra, crecieron un 45 por ciento entre 1990 y 2010, y un 5,2 por ciento en relación con 2009. Así, el año pasado alcanzaron la cifra récord de 33 millones de toneladas.

La fuerte demanda de combustibles fósiles para energía y transporte de los países en vías de desarrollo contribuyó al fuerte crecimiento de las emisiones en las últimas dos décadas, a pesar del incremento en la eficiencia de los sistemas energéticos, el uso de la energía nuclear y el aumento en la contribución de la energía renovable en los países industrializados, dice el trabajo.

El informe partió de los resultados de la base de datos de emisiones para la investigación atmosférica global (EDGAR) y de las últimas estadísticas de uso de la energía y materiales (consumo de energía, cemento, cal, amoníaco y acero).

Según sus conclusiones, aunque haya diferencias entre las emisiones de los países más ricos, el conjunto podrá igual alcanzar en 2012 el objetivo de la reducción del 5.2 por ciento planteado en el Protocolo de Kyoto, merced a la gran reducción lograda por las economías en transición en los primeros años de la década de los 90 y las reducciones recientes asociadas a la recesión económica del periodo 2008-2009.

El informe muestra diferencias en la reducción de CO2 alcanzada por los diferentes países industrializados. En el período 1990-2010, en la UE-27 y en Rusia fue del 7 por ciento y 28 por ciento respectivamente, mientras que en EEUU las emisiones aumentaron un 5 por ciento y en Japón se mantuvieron prácticamente constantes.

Los países industrializados que ratificaron el Protocolo de Kyoto y EEUU fueron responsables de dos tercios de las emisiones globales de CO2 en el año 1990. Su contribución cayó a menos de la mitad de las emisiones globales de CO2 por la mayor participación de las economías emergentes (China e India fundamentalmente).

El aumento en el crecimiento de las economías emergentes y la recuperación económica posterior a 2009 son las causas del récord global de emisiones de CO2 de 2010.

Todas las economías contribuyeron a ese incremento liderado por China, EEUU, India y la UE-27, con aumentos del 10 por ciento, 4 por ciento, 9 por ciento y 3 por ciento respectivamente. Se trata de un aumento muy significativo comparado, por ejemplo, con el de 2008, cuando se registraron las máximas emisiones antes de la crisis financiera.

Estados Unidos emite actualmente 6.9 toneladas per capita y año, EU-27, 8.1 toneladas, y China, 6.8 tn.

“Límite de 2 grados es una utopía”

La industria energética vertió un volumen récord de CO2 en 2010 y convirtió en “casi una utopía” la aspiración de la comunidad internacional de limitar el calentamiento global a unos dos grados centígrados, estimó la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El 44 por ciento de las emisiones provinieron del carbón. El 36 por ciento estuvo vinculado al sector del petróleo y el 20 por ciento al del gas natural. Son las tres industrias que deben comprometerse a reducir sus emisiones para atajar el riesgo del calentamiento global, señaló la AIE en un comunicado.

En 2009, las emisiones se redujeron por la crisis económica global y los analistas confiaban en que disminuyeran los efectos del calentamiento global. Pero el crecimiento de China e India revirtió esa tendencia.

“A menos que se tomen decisiones importantes muy pronto, será muy difícil lograr contener el calentamiento a menos de dos grados”, dijo el doctor Fatih Birol, economista jefe de la AIE.

La Agencia calcula que para cumplir el objetivo de limitar el calentamiento global a dos grados centígrados, las emisiones anuales no deberían exceder las 32 Gt en 2020. “Estamos muy cerca de ese límite, es una mala noticia”, advirtió Birol.

Aunque hubo un comprobado amento de emisiones en los países en vías de desarrollo, el calentamiento global sigue siendo una amenaza originada en los países desarrollados, principalmente del mundo occidental. Los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) representaron el 40 por ciento del CO2 generado en el mundo, aunque contribuyeron en una cuarta parte en el incremento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba