Honduras impulsa la agricultura orgánica

En Honduras cada vez aumenta más la producción agrícola con sistemas orgánicos, prescindiendo de los tradicionales químicos que en muchos casos ponen en peligro la salud humana.

Según el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa), en Honduras hay 2,015 productores orgánicos, 26 procesadoras y 26 comercializadoras, y se cuenta con 72 cooperativas y 7 agencias certificadoras orgánicas.

Estas empresas están produciendo café, marañón, cacao, sábila, cítricos, hortalizas, caña de azúcar y mora, entre otros productos. Se estima que unas 20,000 hectáreas son cultivadas con este mecanismo de producción, según datos proporcionados por el Congreso Centroamericano de Horticultura, celebrado recientemente en Honduras.

Los alimentos orgánicos son aquellos productos agrícolas o agroindustriales que se producen con un conjunto de procedimientos denominados «orgánicos».

Estos procedimientos tienen como objetivo principal la obtención de alimentos sin aditivos químicos ni sustancias de origen sintético y con una mayor protección del ambiente por medio del uso de técnicas no contaminantes.

«Lo que distingue a la agricultura orgánica es que están prohibidos casi todos los insumos sintéticos y es obligatoria la rotación de cultivos para fortalecer el suelo. Las reglas básicas de la producción orgánica son que están permitidos los insumos naturales y prohibidos los insumos sintéticos», según definió la FAO en 1999.

Pequeños productores

En Honduras, la mayoría de agricultores utilizan fertilizantes químicos y pesticidas para la producción de hortalizas y tienen poco conocimiento sobre la agricultura orgánica o ecológica que trae mejores beneficios en términos de calidad y salud humana.

La agricultura orgánica es un sistema que optimiza recursos naturales y no emplea insumos químicos, produciendo alimentos orgánicos, respetando el medio ambiente.

Honduras más bien se ha quedado atrás en materia de producción a base de insumos orgánicos.

Cifras oficiales indican que a nivel mundial el mercado orgánico alcanzó los 54.9 billones de dólares en 2009, los mayores volúmenes de venta se alcanzaron en Europa, un 48 por ciento, y en Norteamérica, con otro 48 por ciento.

En Lepaterique, Francisco Morazán, la horticultura orgánica ya es común entre los productores que abastecen la Feria del Mayoreo, frente al estadio Nacional, donde los consumidores asisten los fines de semana para comprar verdura fresca y otros productos.

La producción de hortalizas en Honduras es una actividad muy importante para la economía nacional, tanto desde el punto de vista del consumidor como para la economía de los agricultores. Algunos problemas incluyen los altos costos de los insumos, que están ligados al precio internacional del petróleo.

El abuso de pesticidas también representa una amenaza a la salud humana y al medio ambiente.En Lepaterique, la empresa Alimentos Sanos Orgánicos de Lepaterique ha implementado el sistema de agricultura orgánica desde 2005 con el apoyo de la Cooperación Suiza en América Central, por medio del programa Pyme-rural.

Según fuentes de este programa, los productores socios han visto una mejora sustancial pues sus ingresos se han incrementado en un 80 por ciento en comparación con lo que ganaban antes. Por otro lado, vendían su producción a los intermediarios a precios bajos y ahora venden directamente a supermercados.

Como ahora abastecen constantemente a los supermercados, sus ingresos les han permitido obtener crédito por parte de cooperativas.

Una particularidad de la agricultura orgánica es la presencia, cada vez mayor, de mujeres campesinas.

Este rubro es muy amigable con las mujeres ya que ellas no manipulan plaguicidas tóxicos ni fertilizantes químicos porque estos están prohibidos.

La única actividad donde ellas requieren apoyo de sus esposos es en el arado del suelo, ya que hacen la fumigación, deshierba, cosecha y demás actividades.

Entre los factores de éxito se encuentran las innovaciones tecnológicas (macrotúneles, invernadero de plántulas, planta poscosecha y planta de insumos orgánicos), las cuales han permitido obtener una excelente calidad de productos para el supermercado. También han sido claves la capacidad de competir y la garantía al consumidor por medio de un certificado de producción orgánica.

En Honduras hay un Comité Nacional de Agricultura Orgánica que lo encabeza Senasa y del que también forman parte la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria, la Dirección General de Pesca y Acuicultura, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, Zamorano, Programa Nacional de Desarrollo Agroalimentario, Asociación Hondureña de Productores Orgánicos, Colegio de Profesionales de las Ciencias Agrícolas de Honduras y Colegio de Ingenieros Agrónomos de Honduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba