JAPÓN GIRARÁ A LA ENERGÍA SOLAR TRAS FUKUSHIMA

Tras la crisis nuclear en Japón, se ha abierto un importante debate en el país en el que cada vez son más las voces que se elevan defendiendo el uso de energías renovables. El especialista en el sector John CK, considera que la búsqueda de estas energías renovables se limita en un alto porcentaje a la energía solar.

Las instalaciones hidroeléctricas son una tecnología probada, pero cara y tarda años en construirse. La energía eólica también tiene importantes costos iniciales, es irregular, y se enfrenta a la oposición medio ambiental. Con la notable excepción del bioetanol, poco dinero real se ha inyectado en los biocombustibles, especialmente en EE.UU. Lo que deja la energía solar, como mejor alternativa posible.

Los altos costes de generación de esta energía están reduciéndose, fruto de las nuevas tecnologías. La película de poliamida incolora de DuPont, un material revolucionario actualmente en desarrollo, ha establecido un nuevo récord mundial de eficiencia para las células solares, alcanzado en 13,8% de conversión frente el 12,6% anterior.

«En lugar de transportar los pesados módulos del frágil vidrio en grandes camiones, y levantarlos con grúa en las instalaciones fotovoltaicas en las azoteas, este nuevo material flexible simplifica mucho su transporte y su colocación».

En el otro lado del mundo, según Juang Xinming, director de investigación de JA Solar, una compañía de electricidad solar china, se ha desarrollado una nueva tecnología que podría reducir el coste de producción de silicio en un 60%.

Reducir los costes de las materias primas eleva la eficiencia, y reduce los costes de transporte y colocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba