La Antártida se calienta mas de lo que se pensaba

En los pasados 50 años las temperaturas se han elevado de forma global en el continente Antártico, y no sólo en algunas áreas como se pensaba.

Así lo muestra un estudio de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos) que se publica en la revista ‘Nature’.

Hasta ahora, la existencia de registros incompletos conducía a los científicos a creer que el interior del continente podría haber estado enfriándose mientras que la península hubiera sufrido un aumento de las temperaturas.

El calentamiento de la Antártida ha sido incierto hasta el momento debido a la carencia de registros continuos de temperatura en todo el continente. Los científicos, dirigidos por Eric Steig, han utilizado registros de estaciones climatológicas existentes en combinación con medidas recientes de satélite y modelos estadísticos para proporcionar una imagen completa de la temperatura del continente desde 1957 a 2006.

Los investigadores muestran que las temperaturas han subido aproximadamente medio grado en este periodo y que el mayor calentamiento se ha producido en invierno y primavera, a pesar del frío otoño del este de la Antártida. El calentamiento de la península y de la Antártida occidental se asocia a cambios en la circulación atmosférica y a declives en el hielo marino en área del Pacífico del sur del océano polar.

Los autores consideran que para una previsión exacta de las temperaturas de la Antártida será necesario una mejor descripción de la interacción entre el hielo marino y los cambios en la atmósfera.

Según señala Steig, «las explicaciones simples no plasman la complejidad del clima. Lo que escuchas todo el tiempo es que la Antártida se está enfriando y ese no es el caso. En cualquier caso sería a la inversa, pero es mucho más complejo que eso. La Antártida no se está calentando a la misma tasa en todas partes y mientras algunas áreas han estado enfriándose durante un largo periodo la evidencia muestra que el continente al completo está aumentando en temperatura».

Una de las principales razones por las que se pensaba que la Antártida se estaba enfriando era por un agujero en la capa de ozono que protege la Tierra que aparece durante los meses de primavera en la región polar del Hemisferio Sur. Steig señala que se ha determinado que el agujero de ozono ha contribuido al enfriamiento de la Antártida Oriental.

«Sin embargo, parece que se ha asumido que el agujero de ozono estaba afectando al continente al completo cuando no existía ninguna evidencia que apoyara esta idea o incluso ninguna teoría».

«En cualquier caso, los esfuerzos para reparar la capa de ozono finalmente comenzarán a tener efecto y el agujero podría ser eliminado hacia la mitad de este siglo. Si esto sucede, toda la Antártida comenzaría a calentarse a la par que el resto del mundo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba