La contaminación atmosférica afecta cada vez a mas ciudades

Los habitantes de ciudades grandes experimentan frecuentemente ardor en los ojos o irritación en la nariz cuando salen a la calle, esto es porque la contaminación del aire causa estragos en la salud, sin embargo la mayoría de las personas en el mundo considera peor la calidad del agua que la del oxígeno.

A escala mundial los adultos se encuentran más satisfechos con la calidad del aire que con la del agua. Sin importar el exceso de contaminantes en la atmósfera, que ocasiona perforaciones en la capa de ozono, tres de cada cuatro adultos consideran que el aire es el recurso más puro en su ciudad.

Un reporte de Gallup reveló que 75% de las personas de más de 140 países considera que el aire que entra en sus pulmones tiene menos agentes contaminantes que el agua, pues sólo 6 de cada 10 adultos dijeron estar más satisfechos con la calidad del vital líquido.

Los contaminantes del aire se clasifican en criterio y no criterio, los primeros pueden causar fuertes daños a la salud, entre ellos cáncer y asma. Se les llama criterio pues son objeto de evaluaciones en estudios sobre calidad del aire.

Entre los agentes criterio destacan el bióxido de azufre (SO2), bióxido de nitrógeno (NO2), material particulado (PM), Plomo (Pb), monóxido de carbono (CO) y ozono (O3).

El material particulado (MP) es el agente más dañino. Explicó que es una mezcla compleja de otros contaminantes.

Estas PM son los contaminantes de una gran mezcla a la que estamos expuestos y es el que nos podría predecir los efectos de los daños que encontramos en los habitantes de las grandes ciudades.

Los olores son el primer impacto que se tiene de una ciudad contaminada, sin embargo los daños pueden aumentar dependiendo el grado de contaminación, desde provocar dolores, trombosis, asma, afectaciones en las vías respiratorias, y en muchos casos los contaminantes del aire han sido principales causas de muerte.

La contaminación del aire desencadena muertes prematuras en los individuos que viven en las ciudades contaminadas.

Si nos fijamos en los olores, pues cualquiera podría percibirlos; sin embargo la contaminación le va a pegar a personas que son susceptibles y esa susceptibilidad puede afectar a bebés que enfrentan la contaminación con menos defensas que los adultos, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas.

En el aire circulan miles de partículas que causan el desgaste de la salud de las personas y el deterioro del medio ambiente.

Los datos de Gallup podrían indicar a simple vista que la mayoría de las personas del mundo se equivoca y que realmente el aire tiene peor calidad que el agua. La realidad es que el líquido fue evaluado peor por todos los encuestados, lo que muestra la grave situación de estos dos recursos vitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba