La energía solar puede ser barata

rawsolar

Spencer Ahrens y sus colaboradores se han dedicado durante los últimos meses a ensamblar en el MIT un prototipo de un sistema de concentración de energía solar que piensan que podría revolucionar el campo.
De hecho su proyecto, que podría convertirse en la punta de lanza de las energías renovables, no se basa en lo último en tecnología. Pero este aparente punto débil constituye en realidad su punto fuerte. Se trata de un plato reflector de dimensiones modestas capaz de concentrar la luz solar en un factor de 1.000, construido a partir de materiales industriales simples y económicos seleccionados por el precio, la durabilidad y la facilidad de ensamblaje, en vez del rendimiento óptimo.

En lugar de intentar conseguir una superficie parabólica muy uniforme que pueda concentrar la luz solar en un foco perfecto, el plato está confeccionado con bandas de espejos de cristal como los de un cuarto de baño, livianos y relativamente baratos.

Si se producen en masa, estos platos sencillos pueden ser competitivos en costo con otras fuentes de energía, y podrían producir calor para calefacción y al mismo tiempo generar electricidad

El armazón está ensamblado con tubos de aluminio baratos, con perforaciones hechas en los lugares precisos utilizando una simple plantilla de guía para su alineación.

El mecanismo de control, que permite al plato seguir al sol automáticamente a través del cielo, también es notablemente simple.

Se trata, por tanto, de una filosofía de diseño del todo distinta a la que se viene aplicando a la mayoría de los intentos de construcción de sistemas de platos solares para concentración, en los que se ha tendido a utilizar caros equipamientos hechos a la medida para alcanzar una alta eficiencia. A menudo, sólo las grandes compañías pueden permitirse la construcción de tales prototipos, una labor que inevitablemente se traduce en proyectos de alta tecnología.

Ahrens piensa que, si se producen en masa, estos platos sencillos pueden ser competitivos en costo con otras fuentes de energía, y podrían producir calor para calefacción y al mismo tiempo generar electricidad. Considera que este nuevo diseño podría proporcionar con rapidez electricidad para la red de suministro, y calor para calefacción, a precios que serían competitivos hoy en día, a diferencia de los sistemas fotovoltaicos convencionales que todavía son muy costosos.

Este nuevo plato solar está diseñado para una larga vida. Los científicos esperan que los platos de esta clase puedan durar más de 30 años si disfrutan del debido mantenimiento. Además, pueden ser fabricados con maquinaria sencilla en los países en vías de desarrollo.

1 comentario en “La energía solar puede ser barata”

  1. Pingback: Angelasalazargiraldo | Pearltrees

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba