La iguana rosada reescribe la teoría de la evolución

iguana

Por: Andrea Perez

Un tipo de iguana terrestre que Darwin no descubrió durante sus expediciones a las Islas Galápagos constituye, según los científicos, el ejemplo más antiguo de diversificación de especies en Galápagos.

En su visita a las Galápagos en 1835, Darwin no exploró el Volcán Lobo en la isla Isabela, el único lugar donde habita la iguana rosada, una recién identificada especie de iguana de tierra del género ‘Colonophus’.
El análisis genético de la iguana rosada y otras especies de iguanas terrestres realizado por los investigadores muestran que este reptil se originó en las Galápagos hace más de cinco millones de años y que divergió de otras poblaciones de iguanas cuando el archipiélago aún se estaba formando.
Esta antigua divergencia entre las iguanas rosadas y otras iguanas terrestres, anterior a la formación del volcán, proporciona evidencias de una de las más antiguas diversificaciones registradas en el archipiélago. Los autores señalan que esta recién descubierta especie de iguana podría ya encontrarse amenazada y en peligro de extinción.

Una nueva especie de reptil arroja pistas sobre la teoría de la evolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba