La más impresionante foto de una aurora boreal jamás tomada

0001auroras

Espectacular, maravilloso, hermoso, simplemente se me acaban los adjetivos para describir esta belleza de la naturaleza que parece mas una imagen de ordenador que un espectáculo natural.

Hallgrimur P. Helgason es el autor de la impactante fotografía, en la que se intuye la figura de un fénix.

Islandia es probablemente la mejor ubicación para disfrutar del espectáculo de las auroras boreales. La aurora boreal se produce cuando partículas con carga eléctrica procedentes del sol impactan con el campo magnético de la Tierra, generando en el firmamento luces de increíbles formas y colores. Su belleza suele ser fascinante, pero la capturada por Hallgrimur P. Helgason parece haber batido todos los récords.

En la preciosa estampa, tomada del blog Insure Quotes, las luces toman la forma de un ave fénix que sobrevuela la ciudad. Concretamente, la localidad de Kaldarsel, en Islandia. El autor ha desvelado que llevaba aproximadamente una hora fotografiando auroras boreales cuando el animal mitológico apareció ante sus ojos, como si súbitamente hubiese resurgido de sus cenizas, tal como cuenta la fábula. Helgason no dejó pasara la ocasión y ha conseguido una de las mejores imágenes de este fenómeno jamás tomadas.

 

¿ A qué se debe el impresionante fenomeno que llamamos aurora boreal?

 

«Es realmente emocionante hacer fotos a las auroras boreales, en especial cuando adquieren formas tan increíbles como aquella noche. Debo admitir que siempre es una inyección de adrenalina ver luces como esas. Esa foto en particular fue sin duda la mejor de la noche», ha comentado Hallgrimur P. Helgason, que a sus 64 años lleva ya mucho tiempo cultivando esta afición, como puedes comprobar a través de su cuenta personal de Flickr.

Además de verdes y amarillos, Helgason pudo recrearse aquella noche con auroras boreales con tonos rojos y azules, algo que sugiere que el fenómeno era potente en aquel momento. El autor ha querido compartir con los amantes de la fotografía sus secretos para obtener imágenes tan bellas como la suya: tan sólo usó una cámara y un trípode, poniendo mucha atención en evitar la contaminación lumínica y no usando flash en ningún caso. Y, por supuesto, es imprescindible aplicar mucha, muchísima paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba