La nueva ley de economía circular china

china-contaminacion-medioambiente

Por: José Luis Ruiz Galán. En las dos últimas décadas China ha sido el país del mundo con un crecimiento económico más rápido y constante, lo que la ha convertido en apenas veinte años en una de las potencias económicas más grandes del mundo.
Sin embargo, su relativo nuevo estatus económico también conlleva una serie de problemas que el país se está viendo obligado a afrontar si quiere llevar a cabo un desarrollo sostenible, entre los cuales uno de los más preocupantes y acuciantes en estos momentos es el inmenso deterioro medioambiental que está sufriendo, 16 de las 20 ciudades más contaminadas del mundo se encuentran en China, el 70% de su sistema hidrológico está contaminado y es ya el primer país en emisiones de dióxido de carbono.

Parece claro que los recursos existentes no son suficientes para proveer a la creciente población de clase media un estilo de vida similar al existente en Occidente. Por lo tanto, se buscan alternativas al modelo occidental de desarrollo económico que permitan una estabilidad social y política y que al mismo tiempo posibiliten un desarrollo económico sostenible.

Con todo ello en mente, las autoridades medioambientales chinas, inspiradas en las Leyes de Economía de Reciclaje japonesas y alemanas, crearon el concepto de economía circular, el cual, alejándose del convencional flujo lineal de materiales (recurso-producto-deshecho), quiere transformarlo en uno circular, donde los productos pueden volver a convertirse en recursos otra vez. Para conseguir este nuevo desarrollo económico se quieren implementar los principios de “reducción, reutilización y reciclaje” en todas las fases de producción, distribución y consumo.

Por estos motivos, después de varios intentos fallidos, la ley de “economía circular” se aprobó a finales de este año y entrará en vigor en enero del 2009. Con la aprobación de esta ley se refuerzan y amplían los principios básicos de “reducir, reutilizar y reciclar” ya puestos de manifiesto en leyes medioambientales chinas anteriores.

La ley se divide en siete capítulos, en la misma el término de economía circular es definido como una que “adopta los principios de reducción, reutilización y reciclaje en los procesos de producción, circulación y consumo”. Asimismo la ley determina que el desarrollo de esta economía circular tendrá que ser propulsado por el gobierno, llevado a cabo por el mercado y las empresas y deberá contar con la participación de la población. Igualmente, los planes de desarrollo industriales, económicos y sociales a nivel nacional, regional y local deberán incluir preceptos de economía circular.

La Ley de Economía Circular es una ley ambiciosa; sin embargo, habrá que esperar a que el Reglamento de Aplicación desarrolle los puntos claves para descubrir cuán funcional y práctica puede llegar a ser. Esta Ley demuestra una China por fin consciente de los problemas medioambientales que sufre y de que es necesario llevar a cabo un desarrollo sostenible si quiere seguir creciendo económicamente. Al mismo tiempo, al desarrollar el concepto de economía circular se agrega una fuerte dimensión de desarrollo económico a través de la inversión en nuevas empresas y creación de puestos de trabajo, por lo que presenta también nuevas oportunidades tanto para las empresas extranjeras como las domésticas. Si China logra conseguir su objetivo de incrementar la eficacia en el uso de los recursos, sin duda ello tendrá un impacto global.

Por una parte, será crítico para el éxito o fracaso de esta iniciativa el que las autoridades chinas convenzan a sus ciudadanos de que es posible crear un modelo de vida “chino” cimentado en la economía circular, diferente del modelo de vida capitalista o consumista. Por otra parte, el éxito en la implantación del concepto de economía circular en China, por lejano que parezca hoy en día, en el futuro puede tener como consecuencia un nueva competitividad en la economía mundial por partida doble: una nueva atracción por parte de compañías extranjeras hacia la inversión en China, y que otras economías mundiales puedan seguir el ejemplo dado por China creando sus propias economías circulares.

1 comentario en “La nueva ley de economía circular china”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba