La ONU lanza un grito para salvar los océanos

1084030

Mientras que el hombre mira al espacio buscando nuevas formas de vida en los planetas lejanos, los océanos -que abarcan más del 90% de la superficie habitable de la Tierra- esconden una inmensa riqueza biológica totalmente desconocida.

Además, los ecologistas advierten de que más de la mitad de las pesquerías mundiales están agotadas y un tercio de los medioambientales marinos más importantes están destruidos.

Por este motivo, la ONU ha decidido dedicar este martes, la fecha en la que se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad, a los ‘tesoros’ que habitan en el fondo del mar bajo el lema ‘Diversidad Biológica Marina’, como toque de atención al futuro de los océanos.

Desde bosques de algas a chimeneas hidrotermales en las profundidades marinas, los océanos esconden una biodiversidad crucial para la Tierra. El 50% del oxígeno del planeta, por ejemplo, lo producen algas microscópicas, el fitoplancton, la base de la cadena trófica marina.

A pesar de ello, todavía se sabe muy poco sobre esa diversidad de formas de vida que guarda el mar, ya que «uno de los grandes problemas para la protección de los océanos ha sido el desconocimiento, por su inaccesibilidad.

La advertencia tiene lugar a un mes exacto de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), a celebrarse en Río de Janeiro del 20 al 22 de junio.

En esta ocasión, la fecha hace énfasis en el medio marino, que incluye los mares, los océanos, los microorganismos, las costas, los peces y todos los seres vivos existentes en ese ambiente.

Entre las medidas a implementar en ese sentido, el titular de la ONU propuso aumentar la cooperación internacional para poder cumplir la llamada Meta de Aichi, que pretende conservar el 10 por ciento de las zonas marinas y costeras para 2020.

Se trata de un paso crucial en la protección de la biodiversidad marina para el futuro que deseamos, apuntó, y aseguró que desde las costas hasta las profundidades del mar hay «un rico entramado de vida del que dependen las comunidades humanas».

Los productos pesqueros representan más del 15 por ciento del consumo de proteínas de origen animal y que los ecosistemas marítimos y las costas ofrecen servicios que van desde el turismo hasta la protección frente a las tormentas.

Sin embargo, cla sobreexplotación comercial ha agotado más de la mitad de los bancos de peces y destruido un tercio de ellos, como las praderas marinas, los manglares y los arrecifes de coral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba