La propagación de enfermedades respiratorias aumenta por el cambio climatico

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) se hacen más frecuentes con la llegada de la lluvia y la humedad que esta conlleva. El médico alemán Hartmut Lode explica que este tipo de infecciones incluye sinusitis, otitis, faringitis y neumonías que pueden llegar a presentarse en dos terceras partes de los pacientes, y es que, según el especialista, hay al menos unos 600 virus que pueden provocar infecciones, además de otros patógenos como algunas bacterias.

Uno de los grupos más afectados son los niños, según la farmacéutica Pfizer: “Entre el 40% y el 60% de las consultas y entre el 20% y 40% de las hospitalizaciones en pediatría se deben a infecciones respiratorias agudas”.

Un factor que preocupa a los expertos en la actualidad es el calentamiento global, ya que, según explica el especialista, los patógenos que eran propios de alguna región del mundo viajan a áreas donde usualmente no se encontraban.

Las más frecuentes entre las infecciones respiratorias agudas son las del tracto respiratorio superior, y en estas el patógeno principal es el neumococo. Lode explica que la mejor medida ante estos es la vacunación. Hay “una vacuna antineumococo conjugada y ahora vamos a recomendarla para la población arriba de los 50 años”, indica el profesional. “Las vacunaciones arrancaron en el año 2000 en Estados Unidos y hasta la fecha ha habido una historia de éxito, porque hemos visto una reducción significativa de las tasas de neumonía en niños, lo que también representa una reducción en los papás y los abuelos, ya que se reducen los casos por contagio entre las familias”, explica el médico.

La lucha contra la resistencia
Uno de los problemas que más preocupa a la comunidad médica, según indica Lode, son las complicaciones que se presentan en las salas de cuidados intensivos de los hospitales, donde hay infecciones severas del pulmón en las que contribuyen las llamadas bacterias gram negativas, que son resistentes a los antibióticos disponibles.

La preocupación por el desarrollo de resistencias ha llegado al punto, que hace unas semanas la Comisión europea anunció que apoyará los esfuerzos de cinco compañías farmacéuticas con el aporte de 110 millones de euros, para luchar contra los patógenos gram negativos resistentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba